Arte: Museo de la Reconquista, festeja su Aniversario Nro 50.

 

El recorrido en Tigre es fascinante. No solamente se puede navegar, recorrer islas, paseos náuticos, comprar artesanías, y ver plazas multiflorecidas, sino que también conserva raíces de aquellos años históricos cuando el Arroyo que está paralelo al Río Luján, al borde de la Av. Liniers, fue escenario de las jornadas de la Reconquista y Defensa de Buenos Aires, sino la relación que se tuvo con los británicos, a través de la historia.

 

 

Por su parte, la “sala de Memoria, justicia y verdad” recuerda a los trabajadores de los astilleros de Tigre, docentes, religiosos y escritores, entre otras personas más que permanecen desaparecidos o fueron asesinados, durante la dictadura en el último gobierno cívico-militar. La misión del museo es fortalecer la identidad cultural a partir de la historia social de Tigre y el hecho histórico del desembarco.

 José de Goyechea, comerciante español, con una construcción actual de estilo hispánico colonial. Era un almacén y hospedaje. Le decían “la casa de las vidrieras” ya que era la única que tenía vidrios en sus ventanas y desde ahí podían observarse los barcos que venían desde el Río de la Plata hacia el puerto de Tigre.

                       

Cuenta con una biblioteca especializada en historia universal, argentina y del Pago de las Conchas; un archivo documental fotográfico de Tigre, una mapoteca y, además un auditorio con capacidad para 130 personas en donde se realizan frecuentemente talleres, muestras, obras de teatro, conciertos y seminarios.

El Museo de la Reconquista es una antigua casa de estilo colonial, que ofrece en el interior seis salas de exposición. La primer sala está dedicada a la Historia natural y los pueblos originarios de Tigre. Ésta propone un recorrido que contempla la formación de las islas del Delta, su fauna, su flora, la megafauna que habitó el territorio y sus pobladores originarios, poniendo en contexto una selección de las piezas de la colección del Museo. La descripción de la sudestada conecta el fenómeno natural con el proceso de población del territorio tigrense y la figura del yaguareté que da nombre al Partido.

Luego en la Sala del Desembarco desarrollan la historia de la Reconquista a partir del desembarco de Santiago de Liniers, quien eligió el pueblo de Las Conchas (hoy Tigre) para iniciar su marcha hacia la liberación de Buenos Aires. Santiago de Liniers fue el hombre que estuvo al frente de la expedición que reconquistó Buenos Aires de los ingleses en 1806 y 1807. Luego sobreviene una sala de muestras temporarias y una sala que conserva la museografía anterior donde se exhiben objetos relacionados a la historia de Tigre del S XIX y XX.

 

El museo fue remodelado y reabierto en septiembre pasado. El recorrido es muy interesante. El impacto de la sala dedicada al periodista y prócer Mariano Moreno, expone actas originales de época y  ediciones dela Gaceta de Buenos Aires.

 

En uno de los jardines hay un cerezo japonés, plantado en homenaje al escritor Jorge Luis Borges, un campanario que perteneció a la iglesia María Inmaculada.

También hay varios objetos antiguos, como molinos, máquinas de lavar a rodillo, ruedas de carretas y hasta un tramo de las cadenas que se utilizaron para detener aquella armada que quería ingresar a Buenos Aires para la época de las invasiones inglesas.

 

 

Todo el ambiente está rodeado de flores y plantas, que brotan desesperadamente ante la primavera que comenzó hace poco. El río silencioso testigo de aquellas hazañas, corre fresco y marrón, como el color del tigre que le dio nombre al partido.

 


Museo de la Reconquista –
Av. Liniers 818, 1648 Tigre, Buenos Aires –

Horario: lunes cerrado  Teléfono: 011 4512-4496    https://www.facebook.com/MuseoDeLaReconquista/


Silvia M. Vázquez