Editorial: La Lupa es parte. “De la Macro a la Micro” y los Quarks

Es sabido que el Universo actúa en forma orgánica. Quiero expresar con esto que ningún planeta es ajeno a las causas que provocan los otros. Recuerdo esa frase que dice ““el aleteo de las alas de una mariposa pueden provocar un Tsunami al otro lado del mundo”.

En principio, este es un pensamiento MACRO, en el cual se mueven energías cósmicas, leyes físicas y un mundo que en principio puede ser imperceptible a  simple vista.

Cuando vamos bajando el nivel y entramos en el análisis MICRO, como lo dice el nombre, me refiero a algo más pequeño que el universo, no por su significado, pero si por su tamaño.

Y acá me puedo trasladar al planeta tierra, a nuestro país, a nuestra ciudad y así podría seguir particionando el análisis y el pensamiento hasta llegar a los Quark y llegaré a la misma conclusión: todos somos parte e influimos indefectiblemente en la vida del Universo.

Los Herméticos denominan Todo a Dios. 

Dios es la denominación que le dan las religiones a un ser sobrenatural que ha creado aquello de lo que no sabemos su procedencia.

Yo prefiero llamarlo Todo (También denominado Todo poderoso), ya que siento que ese Todo está justamente en “todos nosotros”.

Cada uno hace su aporte. Quizá la creación sea tan grande, tan enorme que no siempre es posible identificar de quien fue esa gran idea. De ahí que decimos que fue Dios, o el Todopoderoso, o el Todo, o mejor dicho “nosotros”.

La Lupa es un minúsculo Quark que hace ese pequeño aporte, desde el esfuerzo de sus editores (también periodistas), quienes a través de sus notas y entrevistas provocan ese casi insonoro aleteo, como el de una mariposa, que produce tantos efectos positivos.

La Lupa es parte del Todo.

ALFREDO LEGNAZZI

Periodista – Escritor