Arte: La radionovela y el radioteatro en Argentina

radio-300x257

Es un género que tuvo mucho auge desde 1920 a 1940. Es tan larga su historia, que preferí resumirla en estas pobre páginas. hubo tantos actores y actrices que han pasado por este género y han quedado en la memoria de muchos, que sería imposible nombrarlos a todos.

Mi recuerdo es, una vieja radio armada por mi papá, sobre la mesa de la cocina, esperando que llegue la hora de la “novela”. Mamá sentada a la máquina de coser y un silencio absoluto para escuchar e imaginar aquellos personajes sin rostro. Ese rostro que le ponía cada uno de los oyentes de las tardes. Todos querían conocerlos. Largas filas en la puerta de la radio para logar el objetivo. Muchas veces salían decepcionados, porque no eran lo que se imaginaban detrás del aparato. Otras veces felices de haber llegado a conocer ese rostro tan familiar que los acompañaba todos los días. Ese recuerdo es por los años 70, casi la última etapa del radioteatro, en la que destellaban las obras de Migré, narradas por Barton, y que luego fueran llevadas a la pantalla de la televisión. “Mamarrachito mío” , la frase que por 1950 decía Oscar Casco (Oscar Adrián Goizueta) a Hilda Bernard , la destinataria del requiebro, que hoy tiene 94 años y declaró que continuará trabajando hasta los 104 ,había quedado grabada en la memoria de muchos .

Casco

Oscar Casco

El radioteatro (a veces también referido como comedia radiofónica o teatro radiofónico) es un audiodrama que se transmite en la radio. Al no tener componentes visuales, dependen del diálogo, la música y los efectos de sonido para ayudar al oyente a imaginar las historias.

Tuvo un gran desarrollo entre 1920 y 1940, convirtiéndose en una forma de entretenimiento popular a nivel mundial. Con la llegada de la televisión, a mediados del siglo XX decayó hasta ocupar una pequeña parcela en la programación de espacios de entretenimiento.

En 1930, el español José Andrés González Pulido, crea un popular programa de radio llamado “Chispazos de Tradición”, el cual fue una verdadera revolución, el más exitoso del país, fue tanto su éxito que influyó negativamente en los diferentes negocios (tiendas, etc), en las que bajaron las ventas y decidieron poner a parlantes en las puertas para que la gente pudiera escuchar el radioteatro mientras hacían sus compras.

Dentro del programa inserta lo que es el primer radioteatro, conocido como tal, llamado “El Gaucho Solitario”, escrito por un español e interpretado por un elenco de figuras, el reconocido gaucho solitario y Churrinche, un pajarito al que le pone voz el reconocido humorista argentino Mario Amaya y Rafael Díaz Gallardo. Gracias a la imaginación de los oyentes, las voces de cientos de actores se convirtieron en personajes.

González Pulido debutó en Radio Prieto y es reconocido como el verdadero padre del radioteatro.

En 1931, comienza a especializarse la producción del género. Surgen los tipos de radioteatro, clasificados según la temática del contenido:

-Rosas: estilo a telenovelas, dónde se tocan los temas sentimentales y líos amorosos.

-Infantiles: Fue creado a partir de la aparición de este género, en el que reconocidos actores ponían voces a personajes infantiles de la época.

-De humor: Aparece, también, con la llegada del radioteatro, a través de parejas de personajes que discuten de forma continuada sobre un tema creando la trama principal, o personajes que se caracterizan por su torpeza, monologuistas, con voces cómicas. El oyente se dio cuenta de que era posible reirse con la radio.

-Culto: es un tipo surgido más tarde.

Jorge-Salcedo

Jorge Salcedo

Aparecen figuras reconocidas como Juan Carlos Chiappe y Rafael Díaz Gallardo. Fue tan grande la repercusión de este género, que los directores, como Gonzáles Pulido, crearon su propia compañía teatral. Con ellas querían llevar a los diferentes teatros de todas las ciudades las historias que contaban en la radio y sacar a los actores del anonimato del micrófono. Los personajes de los radioteatros eran tan reconocidos que los actores eran asediados por el público que los esperaban en las puertas de los mismos teatros, hasta el punto de no creer que fuese posible esa fama.

Si hubiera que establecer una diferencia entre radionovela y radioteatro, podría decirse que mientras la primera es una dramatización emitida por capítulos, el radioteatro engloba todo tipo de montaje radiofónico escenificado y de raíz dramática o género teatral. En ocasiones ese radioteatro suele ser una obra completa, emitida sin interrupción, como por ejemplo el famoso montaje de Orson Welles La guerra de los mundos, adaptación de la novela de ciencia ficción La guerra de los mundos, de H.G. Wells.

El primer ejemplo de radioteatro seriado en Argentina fue “La caricia del lobo”, de Francisco Mastandrea, al final de la década de 1920. Pero la gran década dorada sería la de 1940. Precisamente en el medio popular de las radionovelas creció la imagen, luego universal, de Eva Perón.

25200e55bd8c88799846965f2e59861c3104

Abel Santa Cruz

En su época de auge, las compañías de radionovelas hacían giras por el país y presentaban una versión teatral de la radionovela en ciudades y pueblos.

Los más importantes

-La voz de Tarzán:

En primer lugar,en 1937 se realizó una versión de Tarzán, llamada “La voz de Tarzán”, por Radio Porteña, con una ejemplar producción de más de 50 sonidos originales animales de la jungla. En estos efectos sonoros intervino Nicolás Catalana, pionero en efectos especiales en Argentina, el cual recreaba el sonido a través de aparatos ingeniosos y utensilios inutilizables.

-La pandilla Marilyn:

Era de carácter infantil con un objetivo de aprendizaje, dedicado a los talentos más peqeños del hogar, de entre 3 a 7 años de edad. Comenzó a emitirse en la década de los 30. La audición estaba dirigida por Marilyn, interpretada por Florencia Márquez. Con ella los niños aprendían a hablar por micrófono, cantar y actuar en radioteatro, adquiriendo una formación básica.

Con un grupo de 50 niños compuestos por los dos sexos, hacían varios ejercicios diarios. La dirección musical estaba a cargo de Hector Halperín. Gracias a esta oportunidad, los niños que permanecían tenían una prolongada estancia y futura colabopración en radioteatro. Esta escuela radial formó a futuros grandes actores vocales.

-Los Pérez García:

En 1942 comenzó a emitirse en Radio El Mundo “Los Pérez García”, uno de los más importantes y sonados que trataba de problemas por los que atravesaba una familia de clase media. El libreto era escrito por Oscar Luis Massa y se emitía de lunes a viernes al mediodía, durante toda la semana se exendía la misma trama.

El programa comenzaba siempre con la misma frase seguida de una llamada de teléfono que decía: “Si amigos, esta es la casa de Los Pérez García”. Además repetían incansablemente una frase que ha hecho historia que dice: “Tienes más problemas que los Pérez García”.

El motivo de la popularidad del programa era que el oyente se sentía identificado con alguno de los miembros de la familia, o la veía como una familia común a la que estaban acostumbrados. La familia trataba de prevenir de acuerdo a los valores establecidos y que no eran corregibles los que iban en ontra de las reglas.

-¡Qué pareja!:

Otro conocido radioteatro es el llamado “¡Qué Pareja!”, lanzado por la misma radio El Mundo y tuvo una duración de 22 años consecutivos. Se trataba de un programa humorístico al que le ponía voces Blanquita Santos y Héctor Mestelli como protagonistas, con relatos de Jorge Paz. Cada episodio finalizaba con la frase: “Es más fuerte que yo”. Se trataba de un matrimonio de la época, al que ponían voz los anteriormente nombrados, los cuales hacían protagonistas sus peripecias continuas llenas de líos y humor.

Además aparecían otros personajes secundarios como el cuñado de Héctor, Osvaldo Canónico y Mangacha Gutiérrez, como la madre de Blanquita que repetía continuamente un latiguillo que decía “…en este valle de lágrimas”. También aparecía el dueño de las bodegas “Soldati padre, Soldati hijo, buenos días” en las que trabajaba Héctor, poniendole voz Roberto Lopresti.

-Secretos argentinos:

Y finalmente, en la actualidad, aunque no mantiene el mismo auge, siguen existiendo programas que dedican una sección al radioteatro, como es el caso de “Secretos argentinos”, el cual retoma hechos que ocurrieron en los últimos años en el país y que ocuparon titulares de los periódicos y tuvieron gran relevancia. Lo emite Radio Nacional e introducen entrevistas de los protagonistas reales de esas historias, análisis y diálogos, creando así la ficción. Hace reflexionar sobre la historia reciente y es muy atrayente para el oyente.

El público de provincia llenaba las salas en que se presentaban, abanderizándose con los personajes: gritaban durante la representación e incluso agredían a los malos (cosa que también sucede hoy con las teleseries). Pero también sufrían desilusiones, cuando el aspecto físico de los actores no se correspondía con las expectativas generadas por sus voces bellas y aterciopeladas, o con el papel que encarnaban en las transmisiones.

En los radioteatros solían transmitirse obras teatrales, a veces bastante buenas y de autores conocidos, y también versiones de películas. Cada emisión radial daba una obra completa.

radioteatro-los-perez-garcia-foto-original-13503-MLA135291155_1678-FEn 1947, auspiciado por Jabón Lux, llegan a Radio El Mundo Santiago Arrieta y Elina Colomer con Nelly Láinez y elenco en la novela “El otro”.

En aquellos tiempos del radioteatro una voz que perduró en Radio El Mundo fue la de Eduardo Rudy que formó pareja durante décadas con Dorita Ferreiro, Celia Juárez e Hilda Bernard, con títulos como “Barrio Gris” con Susana Mara y Héctor Coire; “El castillo de Dragonwick”, con Hilda Bernard y Roberto Lopresti y “La sangre también perdona” de Mauricio Herrera con Elcira Olivera Garcés, Luis Pérez Aguirre y Gustavo Cavero. En todas, el relator fue Julio César Barton.

Lucecitas

En 1957 se estrena la comedia “¡Son cosas de esta vida!” con Raúl Rossi, Nelly Meden, Amalia Sanchez Ariño, Emilio Nelson, Emilio Comte y actores del elenco estable de Radio El Mundo: Leandro Reinaldi, José Moneta, Esperanza Otero, Osvaldo Cané. Libro de Miguel de Calasanz, relatos de Jorge Homar Del Río. En vacaciones o ausencia de Doña Amalia, era reemplazada por el actor Francisco Álvarez. Iba los miércoles y domingos a las 20,35 auspiciado por Sudamtex con María Esther Vignola y Juan José Sierra en la locución comercial. El programa iba con público en vivo que seguía la acción con entusiasmo.

Otra figura que llegó a las noches de Radio El Mundo: Jorge Salcedo y Elcira Olivera Garcés. En 1958 protagonizaron “Los besos ajenos” de Abel Santa Cruz en el “Teatro Palmolive del Aire de las 22 y 5” con Luis Pérez Aguirre y Pepita Férez con la dirección de Jose Tresenza y relatos de Julio César Barton, dueño de una de la voces en off más seductoras de la radio en la década de 1940 en adelante.

Por 1960, abajo del Teatro Colón, estaba Radio Municipal Hacía teatro universal, una gran actriz, Mabel Pessen. Se hacían grandes obras literarias traducidas a la radio. Algo así como 55 años atrás, y ella lo recuerda con mucho cariño.

En los últimos años del radioteatro en Radio El Mundo, en la década del 60, se destacan los binomios Fernanda Mistral-Alberto Argibay, Hilda Bernard-Oscar Casco (“No quiero vivir así”, de Migré); Hilda Bernard-Fernando Siro (“Alguien para querer” de Migré). La compañía de Alberto Migré con Graciela Araujo, Blanca Largota, Atilio Marinelli y Osvaldo Pacheco y un éxito: “Altanera Evangelina Garré”, luego llevada a la TV como “Adorable Profesor Aldao” con Beatriz Taibo y Guillermo Bredestón.

hector252by252bsu252bjazz252b-252bradio252bel252bmundo252benero252b17252bde252b19471

Radio el Mundo

Más parejas: Julia Sandoval-Eduardo Rudy; Graciela Araujo-Guillermo Bredeston. El “Radioteatro Kolynos” con Alfredo Alcón y Violeta Antier, con novelas de Leonardo Catalano como “Los Nutrieros” y “Un hombre cualquiera”. Relatos de Guillermo Cervantes Luro, compaginación musical de Guido Gorgatti. “Lo mejor de nuestra vida, nuestros hijos” también de Alberto Migré, interpretado por Delia Villar y elenco con relatos de Julio César Barton. Este ciclo pasó a la TV (Canal 9) protagonizado por Delia Garcés.

“El Gran Radioteatro de la tarde” con la compañía Aída Luz-Fernanda Mistral-Ignacio Quirós con la dirección de Antuco Telesca. Graciela Araujo-José María Langlais en “Esa dicha que perdimos” con libro y dirección de Alberto Migré. Compañía Jorge Salcedo con Beatriz Día Quiroga y elenco con la novela “Quiero estar en tu vida” de Gerardo Galván. En los relatos, Jorge Martínez Conti. Beatriz Taibo-Atilio Marinelli en otra de Migré: “Trampa de amor prohibido”. También pasaron binomios integrados por Iris Marga-Ernesto Raquén; Rosa Rosen-Ángel Magaña; Margarita Linton-Oscar Ferrigno y Alfredo Alcón-Norma Aleandro.

El fin del radioteatro por Radio El Mundo llegó en los primeros años de la década del ’70. Entre 1971 y 1972 en ”El Teatro Palmolive del aire”, con la dirección del autor Alberto Migré, se presentaron las siguientes figuras en distintas novelas, todas con relatos de Julio César Barton: Mabel Landó-Adrián Montero-Blanca Largota-Noemí Escalada en “0-5-9-7 da ocupado”, historia de una mujer detenida en una cárcel que ya había pasado por la radio y la TV como “Mujeres en presidio”, por Canal 9. Atilio Marinelli-Cristina Alberó-Claudio Levrino-Gloria Lopresti-Noemí Escalada-Osvaldo Cané en “Un tiempo para los dos”. Rodolfo Salerno-Silvia Montanari-Blanca Largota-Noemí Escalada-Miguel Banni y como actor el libretista Luis Gallo Paz en “Ese amor olvidado” y “Hombre a buen precio”.

Algunas fuentes: http://www.radioelmundo.com.ar/https://historia-radio-tv.wikispaces.com/El+Radioteatro+argentino

Silvia M. Vázquez

Concurso “Unidos por la Paz”

 

 

ocho libros

Gráfico2-1024x523BANNE LUPA 2  logo shin gi tai