Entrevistas: Mariel Natalia Gomez, actriz “debo reconocer que una de mis mayores escuelas, fue y sigue siendo el escenario”

Hace unos días vi el reel de Mariel Natalia Gomez, una joven actriz, hija de la artista plástica Diana Gortan y me sorprendí por la extensa y variada trayectoria que tiene en programas televisivos, en cine y en publicidad. Eso motivó mi curiosidad y me pareció muy justo que los lectores de La Lupa la conozcan.

11707599_10206082649097893_6656179537022986311_n

¿Nos hacés una breve reseña de tu trayectoria?

Arranqué a estudiar teatro y hacer castings a mis 15 años. Esto fue en 1996. Hace 20 años ya. Hice algunos bolos en televisión y en cine. Alguna publicidad suelta. Muchos cortometrajes. También hice bastante teatro para niños y para adultos. En el medio tuve una pausa de algunos años, mientras estudié “Diseño de Imagen y Sonido” en la Universidad de Buenos Aires, y cuando me recibí en marzo del 2008 retomé por completo mi actividad artística-actoral sin hacer ya nunca más una pausa. Desde entonces, profundicé mis estudios en teatro y canto y comencé a estudiar danza, cosa que no había hecho nunca y que me costó bastante, porque empecé de muy grande a bailar (a mis 26 años). Sin embargo, esta es otra actividad que ya nunca más interrumpí. Incluso he tomado clases en las vacaciones de invierno y de verano. Y actualmente, hace 8 años de corrido que trabajo en obras de teatro musicales infantiles. Los últimos 3 años, en obras mías escritas o adaptadas por mí, las cuales también dirijo, produzco en la parte artística y también represento personajes, subiéndome a los escenarios de todo el país: cantando, bailando y actuando.

¿Cómo surgió tu vocación de ser actriz?

Recuerdo que comenzó a los 8 años cuando una amiguita del colegio me dijo que ella quería ser actriz. Yo descubrí que también quería serlo y nunca más se me fue esa idea de la cabeza. Miraba programas como Jugate Conmigo, Amigovios o Chiquititas y quería estar ahí. A los 12 años fui a mi primer casting. Y desde entonces cada vez que me enteré y pude me empecé a presentar a todo tipo de pruebas para actores.

¿En qué escuela estudiaste?

En cuanto a escuelas de actuación, estudié en bastantes lugares, aunque me gustaría comenzar desde la más actual hasta la más antigua. Esta es una profesión en la que siempre hay que entrenarse, por eso nunca dejé de estudiar.

Actualmente estoy cursando el 2do año en la Escuela para la preparación del actor de Carlos Gandolfo y Dora Baret. / También estoy estudiando danza clásica con Loreley A. Peña y Contemporanea con Romina Laino.

Las escuelas de teatro por las que pasé son:

El IUNA (Actual UNA). En donde cursé unos 4 años. Pero no terminé la carrera porque empecé a hacer giras de teatro y no podía cumplir con la asistencia que exigen.

Estudié Comedia Musical Con Formación Profesional en las escuelas “Aplausos” de Claudia Gutiérrez. / “El Centro” de Daniela Fernández / “Reina Reech”

Estudié teatro con Osvaldo Guidi / También hice varios cursos y seminarios con profesores egresados del IUNA. Y algunos años con Rubén Hernandez.

Y en mis comienzos estudié “Actuación para cine y TV” en la Agencia de Anna Pechmann. Quien era una importante representante en Argentina. Como también teatro en la escuela de Alberto Fernández de Rosa. Pero esto fue hace muchísimo tiempo. Allá por 1996.

Danza empecé en 2008 y tuve muchísimos talentosos profesores, dado que pasé por varias disciplinas y estilos en las escuelas de comedia musical. Y más adelante, seguí por mi cuenta estudiando de forma particular o en escuelas más chicas como las que voy en la actualidad.

Canto estudié primero con mi Tío Sergio Baldassini, que tiene unos coros increíbles con muchos años de trayectoria. Después clases grupales en las academias de comedia musical. Y luego tomé clases particulares con geniales profesores como Gabriel Apromiano, Maia Barrio y Mariana Bisquert.

Pero debo reconocer que una de mis mayores escuelas, fue y sigue siendo el escenario. En donde aplico todo lo que aprendí en las clases, pero también todo lo que me da la inmediatez de estar en el aquí y ahora frente al público. Sobre todo cuando hago giras por distintos teatros, en los cuales siempre surgen distintos aspectos a resolver, porque son distintos los escenarios, los espacios, la técnica y los públicos con los que se trabaja. Siempre hay sorpresas, imprevistos o cosas a resolver fuera y dentro de la escena. Y es maravilloso, el training que me da poder subirme a los escenarios no menos de 80 funciones al año.

¿Cómo llegaste a participar en tantos programas y publicidades?

En cuanto a los programas de TV en los que participé, eso fue hace bastantes años. Antes era mucho más simple que ahora. Yo iba casi todas las semanas a distintos estudios y canales de televisión. Entraba con mi carpeta llena de fotos y currículums. A visitar supuestamente a un productor de un programa en especial. Pero cuando estaba adentro me paseaba por todos los pasillos y hasta que no entregaba en todas las producciones que había, no me iba. Y así era como me iban llamando para hacer bolos en los programas. La verdad es que probé con varios representantes, pero casi todo lo que hice, lo obtuve de esta manera.

Pero antes era mucho más fácil, porque no sólo había más ficciones, sino que había mucha menos competencia. No había tantas escuelas de actuación o de danza. Y los representantes aún tomaban gente. Además, cada productor de cada programa de ficción se encargaba de seleccionar a los actores.

Ahora todo es más difícil. Hay muchísima menos ficción (al menos en canal de aire), los canales importantes tienen un departamento de casting mucho más cerrado, que funciona tipo embudo y es por el que pasa absolutamente toda la gente. Si la persona que toma el casting no te aceptó, los productores ni se enteran que existís. Además de eso, estamos en una época en la que yo llamo “ola de los hijos de los famosos” Creo q estamos teniendo ahora en la televisión una cantidad de hijos de gente famosa que crecieron y que entraron gracias a sus apellidos y las trayectorias de sus padres. Esto hace que los canales se manejen constantemente con el mismo flujo de gente y poco espacio hay para las caras nuevas.

Pero dicen que llega no el más talentoso, sino el que más persevera. Y yo hace 20 años que camino sin parar…

En cuanto a las publicidades, fue cuestión de hacer muchos castings y en alguna he quedado. La publicidad es un mundo totalmente distinto. Con otras reglas, otros tiempos y también otra gente (De un lado y del otro de la cámara).

¿Cómo es estar en un casting?, ¿que sentís cuando competis con tanta gente para tan pocos puestos?

La verdad que depende del casting. Al principio es lógico sentir nervios. o llegar a la sala de espera del casting y sentir que la autoestima baja al suelo. Ver otras caras y otros talentos. Y creer que los otros tienen más chances de quedar que uno mismo. Esto es un factor psicológico por el que pasamos absolutamente todos los actores, hasta que logramos hacer un click y nos lanzamos a jugar sin importar cual sea el resultado. Y generalmente es cuando nos terminan llamando… De todos modos, este miedo, inseguridad, competencia, etc. creo que nunca se dejan de sentir. Pero lo importante es ir con la seguridad de que voy a dar lo mejor de mí. De que estoy constantemente entrenando para ser cada vez mejor. Y de que por algo me convocaron. Es decir, que si me convocaron, es porque puedo tener la posibilidad. Caso contrario ni me hubieran llamado.

¿Tu trabajo de actriz es tu medio de vida?

11745419_10207159641169272_2789259008601647662_n

Actualmente podría decir en un 50%. La verdad es que la diferencia la hago con la parte de producción. Y que cuando viene la temporada baja hay que buscar otras cosas. Es difícil vivir 100% de la actuación en este país lamentablemente.

¿Preferís la comedia o el drama?

Uf, que pregunta. Creo que el drama. Pero depende del subgénero… Amo los musicales, por ejemplo. Siento que es donde mejor puedo expresarme.

¿Todos los actores cuando estudian están preparados para hacer cualquier papel?

Se supone que cuanto más entrenamos, más dúctiles somos, por lo tanto podríamos interpretar cualquier papel. Esto no depende sólo del estudio y del entrenamiento que tengamos. Considero que cualquier papel, hasta el mas difícil y lejano a nosotros se puede lograr con muchísima investigación, concentración, trabajo, compromiso y ensayo. En ese caso la respuesta a esta pregunta sería afirmativa. Sin embargo, deberíamos ver en cada caso hace cuanto tiempo estudia, en que escuela, cuales son sus preferencias, pero por sobre todo entender que nosotros ponemos nuestro cuerpo y nuestras emociones al servicio del personaje, entonces poder hacer el papel depende de cuanto estemos dispuestos a exponernos y entregarnos.

¿Tuviste algún protagónico?

Si, en distintas obras de teatro. Actualmente en las 3 infantiles que represento.

Las tiras juveniles han sido semilleros de futuras grandes estrellas. ¿Es difícil tener continuidad y seguir en el medio?

Si. La verdad que es muy difícil.

¿Podrías evaluar, para el caso de una actriz joven como vos, y siendo un ambiente en que la estética juega un lugar importante, si la belleza facilita que aumenten sus posibilidades?¿Es algo en que los productores y directores se fijan?

Considero que en la mayoría de los casos es crucial la imagen. En principio la imagen. Y como uno la vende. La belleza pesa mucho más en el caso de la publicidad en donde todo lo que se vende son modelos perfectos. Excepto en el caso de algún anti héroe. En cuanto a televisión, cine, teatro, es depende el proyecto, el target al que apunta y a un montón de otros factores. Pero generalmente todo lo que sea de corte comercial va a arrancar eligiendo gente bella y/o armónica en principio. Y luego completará quizá sin tanta exigencia de belleza en otros personajes. Todo depende del “fisic to rol”. También del proyecto del que estemos hablando.

Lo bueno es que para poder generar cosas verosímiles o similares a la vida cotidiana, que puedan captar al público a través de la identificación, se necesita gente de todos los estilos. Y eso hace que las búsquedas sean más abiertas y las posibilidades más cercanas.

¿En este momento estás trabajando?

Si. Para la fecha en que estamos me quedan algunas giras cortas con mi musical infantil más reciente. “Historia de Amor y Hielo”

¿Cuáles son tus aspiraciones futuras?¿Te ves protagonizando una novela o una película o preferís el teatro?

Me encantaría volver a trabajar en lo audiovisual, pero ya con más continuidad. Si pudiera ser en películas, es uno de mis mayores sueños. La tele también siempre me quedó pendiente con más continuidad. Y el teatro, la verdad es que si hay tiempo y espacio, es algo que nunca deberíamos dejar de hacer!! Aunque estemos haciendo cine o televisión.

En realidad mientras sea actuando y con continuidad, con eso ya soy feliz. Y es lo que estoy viviendo hace varios años ya

 ¿Nos contas alguna anécdota que tuviste a lo largo de tu trayectoria?

La que más me marcó fue cuando estaba haciendo una función de “Rapunzel, escapando de la torre” en Uruguay, en un escenario muy chiquito y al salir de una escena me caí contra una cuna de la escenografía y me abrí el mentón. Seguí actuando, incorporando estrategias para limpiarme la sangre y que no se viera durante toda una escena. Y en medio de eso me trajeron agua oxigenada y una curita. Seguí la función hasta el final. Bailando, cantando. Me dolía mucho, pero siempre me entrego al escenario. Al terminar siempre hacemos fotos con los nenes. Ese día había como 450 personas!! Y salí a hacer las fotos. Con una curita color piel. Y me ponía del lado del perfil sano. Al terminar con todo esto, llamaron a la ambulancia y me dieron tres puntos. Creo que fue de las anécdotas más heroicas!!!

 

Gracias Mariel, por tu participación en La Lupa Cultural.

ALFREDO LEGNAZZI

Periodista – Escritor

publicidad