Letras:Manifiesto: “Más espiritual que literario”

Ustedes saben que a diferencia de mis libros anteriores, Manifiesto tiene mucho de mí, se puede decir que este libro soy yo, lo que fui, lo que soy y lo que seré. Los anteriores son autorreferenciales, son novelas con episodios reales modificados, otros que son pura ficción, pero justamente en Manifiesto cuento hechos reales y hago una reflexión, hay cantidad y variedad y todo tiene un origen, y ese origen está en mi historia,

manifiesto-de-frente-jpg

Por otra parte, les quería contar que venía pensando en hacer un pequeño relato como el hablando de la fuerza de los sueños, especialmente aquellos que no se hacen realidad tan pronto, esos sueños que se postergan y que pareciera que nunca van a llegar. Sueños que no han llegado a veces por fracasar en el intento, otras por ni siquiera intentarlo, por pensar que no son para uno. Y las condiciones muchas veces están dadas, solo hay que cambiar el enfoque. Cuando las ganas de concretarlos es grande, solo es tener un poco de suerte.

Me parece muy bueno además, cerrar esas etapas de la vida y que lo que quisimos hacer en alguna época concretarlo, y puede ser algo que persista en el tiempo o tratarse de  cuestiones concretas que quedaron inconclusas. Si todo sigue, es mejor y si no, uno se da el gusto y cierra una etapa.

Les quería comentar que me inspiró mucho la canción de la Trova de Silvio Rodriguez, para hablar de este tema. Hace 31 años que escucho a Silvio Rodriguez, si bien todavía hay muchos que no conocen mis poemas, le cuento y les adelanto que soy poeta gracias a Silvio Rodriguez.  Silvio tiene esa forma tan especial de expresarse que me moviliza, me emociona, me hace pensar y sentir y 1985 cuando empecé a escucharlo y en los años posteriores analizando sus letras yo decía, quiero escribir como él.

Con la canción de la trova, me pasó algo muy especial. En realidad con muchas canciones, pero está en particular la volví a escuchar hace un par de semanas y dije, que buena que está, refleja mi sentimiento para este video, para presentarme como persona, y transmitirles que los sueños se pueden hacer realidad, inclusive cuando la escucho,  en mi mente se adapta o re interpreta lo que él dice:

Aunque pase el tiempo, aunque las cosas cambien de color, tras la guitarra habrá una voz,

Pero la voz sigue adelante y siente tal cual lo sentía hace tiempo, aunque no la comprendan.

No importa que pase el tiempo y cual palabra se diga para amar porque cuando se cante con el corazón habrá emoción y la guitarra no va a envejecer.

 Y yo siento que lo que es para Silvio Rodriguez, la guitarra para mí son esos sueños que nunca se oxidan ni envejecen.

Con respecto a las fotos, bueno, me pareció muy lindo el contrapunto del ahora, 2016 y de años anteriores. Ojalá interpreten que no es solamente una secuencia de fotos para mostrarles lo  que yo era, sino que cuando hago ese contrapunto, como les dije, es mostrarles que no cambie, que mi mirada es la misma, porque  mis sueños están intactos.

Como alguna vez dije en la medida que va pasando el tiempo, nunca quemo etapas, solo incorporo una persona más que viaja conmigo en este hermoso viaje por la vida, en esta aventura mágica de levantarme cada día en la que además de trabajar, aprender, estar con las gente linda y querida, está ese misterio, esa esperanza de que lo que sembré alguna vez me  va a dar sus frutos. Esa esperanza de haber logrado sembrar amor y cosechar amor. Creo que lo que hago, cuando escribo, es una forma de expresarlo.

Al poco tiempo de editar Manifiesto, alguien me preguntó de qué se trata el libro. Yo le contesté que eran 50 relatos, ella me preguntó si tenía relación uno con el otro y mi respuesta fue, que el nexo es el alma del escritor. Creo yo sin entrar en polémicas o debates, que el escritor habla por sus obras, a través de ellas y sus libros son el escritor.

A veces sus pensamientos vienen enmascarado por personajes.

En el caso de Manifiesto, está escrito en primera persona y no hay duda de quién se trata. No hay personajes de ficción, hay personas.

Otra cosa así muy loca que no siempre pensé es como se relacionan todas las actividades que me gustan, que hice alguna vez y otras que permanecen a través de los años.

Cuando pienso en el Dibujo, la fotografía, las artes marciales, el baile, tocar la guitarra, en mi trabajo como tipógrafo de  la imprenta, en mi profesión de contador y empiezo a relacionar es increíble como todo cierra.

¿Y porque lo digo?.

Ustedes saben que los contadores hacemos balances, y que un balance es una fotografía de un momento dado. Así lo aprendimos en la facultad. O sea que en el cierre del ejercicio, estoy aplicando esa pasión por la fotografía.

Pero muchas veces, como decía, uno tiene que dibujar, ser creativo. No sé si escucharon, creo que sí, decir ese balance es un dibujo, por lo que siendo contador aplico mi placer por dibujar. Me pregunto después si escribo ficción, ese balance que hago desde el cierre del ejercicio anterior, hasta el cierre del propio ejercicio refleja la realidad y nosotros hablamos de razonabilidad y a través de los numero que muestran el balance, redacto la memoria, llego a conclusiones y ahí saco a relucir mi habilidad como escritor. Y después de lo que les cuento, cuando viene un inspector, hay que bailar, tocar la guitarra y a veces poner en práctica los conocimientos de aikido para esquivar los golpes que pueden venir.

Hablando un poco del libro, de su contenido, les cuento:

Para empezar, les comento que le puse Manifiesto, porque es una forma de reafirmar el yo, Yo soy, que es un concepto metafísico. Hay toda una frase para reafirmar mi presencia ante las cosas, las situaciones, ante las persona. Acá yo estoy Manifestando, inclusive, elegí un tipo de letra para el título que solo tiene Mayúsculas, o sea, me manifiesto hablando en voz alta. Doy mi opinión.

¿Y sobre que doy mi opinión? sobre la vida, pero desde el enfoque de contar situaciones reales y buscar el plano más elevado, cual es el significado que tiene, como llega a mi alma. Y lo que tiene de bueno, justamente como les decía antes,  el alma proyecta a través del espíritu lo que luego  llega al cuerpo y junto a la mente redactan un relato, un poema, un cuento, una novela. Luego, la reflexión a modo de corolario, pareciera que vuelve a subir, se retroalimenta y el alma lo vuelve a proyectar, pero no en forma idéntica, sino, que quizá haya algo que se interponga en ese camino hacia el cuerpo y así surge otro relato, otro escrito. Es por eso que en muchos pasajes o capítulos de Manifiesto pueden llegar a encontrar que menciono el mismo tema, pero aplicado a otra situación.

banner-chico-de-manifiesto1

Muchas actitudes, decisiones, gestos, o hechos concretos surgen después de una crisis. Cuando algo te sacude y te dice, ojo afloja porque no sos eterno. Si no, el día que des tú último suspiro te vas arrepentir. Y usando ese llamado de la conciencia, empecé a vivir una etapa de autoconocimiento, de búsqueda.

Para buscar, todas las herramientas son válidas. La idea es saber quién soy, es mirarme al espejo y decir, ese soy yo?, pero que mas hay detrás de esa persona un poco estructurada, demasiado educada con educación formal.

Es por eso que contradictoriamente fui enemigo de la terapia mucho tiempo, pero eso no me alejó de las lecturas. Igualmente, muchas de las disciplinas de las que vieron en el video, referidas aquellas lecturas espirituales múltiples, las puse en práctica a través de profesionales, como paciente, pero siempre con la idea de llevarme algo.

A veces las terapias largas prolongan la agonía si no se toman medidas o decisiones.

No sé si todos lo saben, leer el libro del Tao, sobre Alquimia, o Metafísica no implica cursar, ir a alguna escuela, la única escuela es el camino de la vida.

Más allá de que son temas muy largos, a veces complejos, trato de interpretar y traducirlos a mi propio lenguaje.

Hoy en día repaso lo que escribí porque no me puedo acordar de todo y me asombro de esas conclusiones a las que llegué, en el momento de escribir cada relato.

Manifiesto no es un libro que está escrito en forma cronológica ni ordenada. No les puse fecha a los capítulos, salvo a uno, que lo escribí para una charla que di en la Casa Carnacini. Lo cierto es que en la medida que fui leyendo libros sobre esos temas que les decía, procesaba y aprendía, iba escribiendo y guardando las notas. No tenía dimensión de la cantidad que eran.

El año pasado, con la idea de hacer un registro en ISBN, para preservar los derechos las agrupe en el formato de pagina que tienen estos libros, los míos y ahí me sorprendí, porque me daba un libro de casi trescientas páginas. Me pregunté cuando y como había escrito tanto, y por una cuestión de costos, decidí sacar una parte y guardarla quizá para otro libro, que se titule Manifiesto 2.

Les cuento que los temas que abarca y las relaciones que hay entre sí: Algunos están desarrollados directamente, otros están implícitos en el relato. Yo les menciono algunos para que sepan de qué se trata.

Les comento brevemente cuales de que se trata cada disciplina:

Alquimia: ese un arte que se data de tiempos remotos que buscaba transformar el plomo en oro. Eso sería en el plano terrenal, en el de los objetos, pero el verdadero sentido es la transmutación del espíritu humano, cultivar el alma y sacar lo mejor de ella. Hay oro en tu alma dicen los alquimistas, hay que saber encontrarlo.

Los principios herméticos: Son 7 que están incluidos en los libros de metafísica, aunque la metafísica tiene además otras leyes. Esos siete principios son el mentalismo, la ley del Karma o causa efecto, la polaridad, la correspondencia, la generación, el ritmo, la vibración

Las leyes espirituales de la vida: El deseo mueve la voluntad, la voluntad mueve los actos y según los actos será tu destino.

La ley de la potencialidad pura

La ley de dar

La ley de la causa efecto

La ley del menor esfuerzo

La ley de la intención y el deseo

La ley del desapego

La ley del propósito de la vida

Aikido: Unión del camino de la energía del hombre.

Los conceptos, dejar pasar, no resistencia y una vez que incorporamos los conocimientos, cambiamos creencias y limpiamos el alma. Todo partiendo de movimientos corporales.

Metafísica: Es todo lo que está más allá de lo físico. La ley madre es el mentalismo, pero no solo basado en el raciocinio, ya que la parte racional, la inteligencia es solo un secretario, lo que vale es el sentimiento. Es por eso que oramos y meditamos. Cuando meditamos, escuchamos a nuestra conciencia, porque estamos en el tiempo presente y cuando oramos cualquiera sea la forma hablamos con nuestro dios. La metafísica dice que podemos hacer milagros, mediante decretos, afirmaciones y pensamientos positivos.

El ying y el yang: El ying y yang, creado por los chinos, es una suerte de aplicación de la ley del ritmo y de la polaridad en metafísica que es ir de un extremo al otro, pero el propio peso del péndulo hace que siempre estemos en equilibrio, sino no podemos vivir. El exceso de algo produce lo mismo que la carencia.

Resentir (biodecodificación): La biodecodificacion habla de las cuestiones físicas que provienen de nuestros problemas sicológicos. Una de las formas es vivenciar o resentir aquello que nos trauma, pero que debemos descubrir previamente para regresar al pasado y desatar esos nudos.

Filosofía celta: En Manifiesto les cuento la anécdota de como conocí la filosofía celta. Espero que después lo lean. También tiene siete principios.

La poesía,  La magia, El lenguaje, La nobleza. La amistad, La valentía  , La guerra.

Los cinco elementos: Madera, fuego, metal, tierra y agua. Están presentes en todas las etapas de la vida. Y también en la creación de un libro. La madera son los proyectos, el fuego  la pasión para llevarlos a cabo, la tierra la estabilidad emocional para sembrar, el metal es el momento de cosechar los frutos que pueden ser materiales y el agua es la reflexión, lo que me queda de ese proceso.

cinco-libro1

ALFREDO LEGNAZZI

publicidad-la-lupa-no-48jpg1