Entrevistas: Hernán Rozenkrantz, editor, titular de Severled ediciones y comunicaciones

Aunque sea poco frecuente, ya que por lo general entrevistamos a los escritores, esta vez decidimos hacerlo con un editor, alguien que de alguna forma está “detrás de cámara”, pero que si realmente cumple con su parte en el proceso creativo y de difusión de la obra de un escritor, pasa a ser una pieza fundamental en la carrera de un escritor.

Entre otros, los libros editados por Severled son: Thomas Bell, Victoria, El verbo, Buen pasar, Señores yo soy tango, etc.

Entrevistamos a Hernán Rozenkrantz quien nos cuenta sobre su trabajo en su editorial Serveled

 

¿Qué significa ser editor de una editorial?

Es estar a cargo de todo; eso incluye el trabajo que se hace con cada obra y también todos los aspectos comerciales, legales, fiscales y administrativos. Es necesario conocer tanto en qué estado está una novela en proceso como cuándo vence el monotributo, por ejemplo.

¿Qué materias o conocimientos tiene que tener un editor?

De todo un poco: como dije antes, para estar a cargo de la editorial hay que conocer tanto de ortografía y gramática como de derechos editoriales; de marketing como de diseño, de procesos gráficos como de nuevas tecnologías. Y por supuesto, un bagaje cultural que le permita estar a la altura del desafío que implica llevar adelante una editorial. Y más allá de conocimientos formales, pasión por emprender, convicción y fuerza para no abandonar (no es nada sencillo posicionarse), persistencia, algo de obstinación y capacidad para generar contactos y alianzas estratégicas.

¿Tiene que ser especialista en alguna de ellas o alcanza con ser el ejecutivo o director?

Como egresado de la Carrera de Edición de la Universidad de Buenos Aires, considero que para encabezar una editorial lo más conveniente es formarse en esa carrera. Se adquieren conocimientos específicos para el ejercicio de esta profesión tanto desde lo cultural como desde lo económico-comercial, además de aspectos técnicos, legales, administrativos… Luego, con la interacción con otros estudiantes y graduados se aprende más y se incorporan otros conocimientos. En la comunidad de Edición somos muchos los emprendedores e independientes.

Autodenominarse “director” sin conocer el mercado y la industria es solo un título que queda muy bonito en una tarjeta personal, pero difícil o casi imposible de sostener ante quienes se dedican 100% a la publicación de libros.

¿Cómo surgió la inquietud de fundar una editorial?

Como decía antes, en Edición somos muchos los emprendedores, por lo que luego de evaluar el mercado, detecté que las editoriales de autor se preocupaban más por imprimir rápido que por publicar bien. Entonces intenté (y sigo intentando) posicionarme en ese nicho como una alternativa que permita al autor lanzarse como escritor más que “cumplir un sueño”.

¿Hasta dónde llega el compromiso con el escritor? ¿Te transformás en una especie de guía para su carrera?

El compromiso es permanente. Cuando se empieza a trabajar en un proyecto, lo primero que se le dice al autor es que su libro no está terminado y que debemos trabajar mucho sobre él. Eso incluirá correcciones, debates, todo lo necesario para llegar a la mejor versión posible. El compromiso es fundamental tanto de parte del editor como del escritor y vale para todas las etapas de la vida del libro, especialmente cuando ya fue publicado. Ahí es cuando más esfuerzo se debe hacer (de forma conjunta) para que la obra llegue a los lectores. En ese sentido, el compromiso con el escritor llega hasta donde el escritor se compromete con su propia obra. Los escritores no quieren que les dejen una caja con libros en su casa y que les digan que se arreglen; en ese sentido, guiarlo es mucho más que un servicio: es un deber.

¿Cuáles son las características o rasgos del escritor que viene a publicar su primer libro?

En general, el escritor que va a publicar por primera vez tiene muchos temores desde lo contractual y desde el trato que se le brinde a su obra. También se observa cierta ansiedad por conocer rápidamente el precio; es allí cuando se le explica al autor que un libro no se hace en una semana y que, por lo tanto, hay muchas etapas que se deben superar ordenadamente. El espíritu de la editorial es que la relación sea autor-editor y no autor-impresor; en función de eso se transparentan los costos para que el escritor entienda a qué corresponde cada erogación.

También es muy importante brindar contención y prometer solo aquello que se pueda cumplir (o sea, trabajo duro y compromiso). También he trabajado con autores que no publicaban su primer libro pero que, sin embargo, por primera vez trabajaban con un editor profesional y notaron la diferencia.

¿Ser editor implica además tener una forma particular de comunicación con el público?

No particular, pero sí permanente y por múltiples canales. Desde el diálogo presencial en ferias hasta la comunicación indirecta a través de autores que ya publicaron, pasando por la publicidad en redes sociales, entrevistas, radios, eventos y toda oportunidad que aparezca para comunicar el catálogo. Un editor sin sus autores y sin su catálogo no es nada; entonces el esfuerzo comunicacional siempre es por su catálogo presente y futuro.

Desde lo formal una editorial debería, desde su estrategia de comunicación, enviar mensajes bien redactados y sin errores ortográficos, gramaticales ni conceptuales.

¿De alguna forma el editor es el que tiene los pies sobre la tierra y trata de morigerar los sueños a veces excesivos del escritor?

Lo primero que se le dice a un escritor es que el éxito o fracaso de su obra es determinado pura y exclusivamente por el mercado, por los lectores. En general se trata de guiar al escritor en una senda de expectativas reales y de acciones de crecimiento gradual (en la medida en que el público se entusiasme con la obra).

Sin entrar en comparaciones, ¿En que se diferencia Severled de otras editoriales?

En el compromiso con el escritor y la obra; se busca llegar a la mejor versión posible y eso incluye no solo corregir sino también trabajar sobre el argumento y proponer modificaciones enriquecedoras. Otra diferencia es crear comunidad de escritores: los autores de Séverled pasan a ser, en algún sentido, “de la familia”. No es raro verlos juntos en ferias o eventos en los que la editorial tiene un stand. Finalmente, otro aspecto que hace que Séverled difiera de otras editoriales es la ausencia de lista de precios. Cada libro es único y merece ser tratado individualmente. Todos requieren de un proceso editorial ordenado y metódico para que tanto autor como editor podamos estar orgullosos de la obra publicada.

¿Cómo se compone tu equipo de trabajo?

De presupuestos, corrección, edición y maquetación me encargo generalmente yo.

El arte de tapa lo está haciendo, en la medida en que los autores lo contraten, Maxi Aregger (Chaeros Arts).

Para prensa y difusión me ayudan mucho los genios de Rita Zanola y Alejandro Alen Vilas, de Noticias Editoriales, que son socios, aliados y amigos.

En el área de producción superviso yo e imprimo con la gente de La Imprenta Ya que son unos grossos y la tienen muy clara en lo que hacen.

Y además, en cada equipo de trabajo el autor es una pieza fundamental que debe arremangarse y prepararse para transpirar por su obra como cada uno de nosotros.

¿Qué significa Severled?

“Del revés” dicho del revés. Hacemos las cosas de un modo diferente y lo comunicamos desde el nombre de la editorial.

¿Qué recomendaciones les hacés a los escritores que se acercan a tu oficina?

Que piensen que van a ver a un editor profesional que los asesorará sin cargo. Y que se tomen el tren, que los deja cerca (risas).

¿Querés recordar los títulos que componen tu editorial y cómo hacer para adquirirlos?

Hasta la fecha tenemos publicados:

  • Autobiografía de una anónima
  • Buen Pasar
  • La prisión de las sombras
  • Internalidades
  • Victoria
  • Señores yo soy el tango
  • El verbo
  • Avis en el corazón del tiempo
  • Peces en fuga
  • Thomas Bell
  • Respeto

Próximamente aparecerán nuevos títulos en los que estamos trabajando.

Para adquirirlos pueden comunicarse directamente con la editorial desde la fanpage www.facebook.com/severledediciones

o al mail editor@severled.com

Si bien tenemos algunos ejemplares en librerías, estamos ideando una red de distribución independiente que brinde soluciones a autores y a otras editoriales amigas.

Gracias Hernán por tu participación en La Lupa Cultural.

Alfredo Legnazzi

Periodista – Escritor