Entrevistas: Isabel Salas: “El canario y la máquina de coser” y “Navaja de llavero”

Isabel Salas es una escritora oriunda de Málaga, España. Actualmente reside en Curitiba. Ha publicado dos libros: El Canario y la Máquina de coser y  Navaja de llavero.

He tenido la oportunidad de leer su segunda obra, compuesta por prosas y poemas realistas y un poquito atrevidas. La escritora ha apostado y se ha animado a tocar ciertos temas con mucha altura.

Para que nos cuente más detalles sobre sus libros, la entrevistamos para la última Lupa de ese 2016 que ya se va terminando.

¿Cuál es el significado de cada título de tus libros?

 El canario y la máquina de coser, es el título del primero de los relatos del primer volumen. En él comparo el ruido casero de una máquina de coser y la manera en que afecta el canto de los canarios domésticos, con el ruido que la vida nos hace a las personas y nuestras diferentes maneras de enfrentarlo.

Unos, como los canarios intentan  cantar más alto, que el desempleo, la traición, la frustración o el amor no correspondido, y otros con menos aliento se callan y  se rinden. Es un ejemplo que muchos entienden pues la mayoría de los lectores ha observado alguna vez un pajarito enjaulado tratando de cantar lo más  fuerte posible estimulado por algún motor de algún electrodoméstico. Mi libro está dedicado a esos que cuando las cosas vienen torcidas actúan  como los canarios queriendo cantar más alto sin dejarse apabullar.

El primer relato de Navaja de llavero está basado en un recuerdo vivido con Eric, el amigo al que dedico el libro. Él tuvo durante unos días una navajita de esas. Desde que la compramos en una venta de la Alpujarra (España) hasta que la perdió días después, la usó obsesivamente. Llegaba a ser gracioso como trataba de demostrar lo útil que era y lo buena idea que había sido comprarla. Cuando la extravió yo quise reemplazarla pero él me dijo que ni se me pasara por la cabeza, que ya se le estaban agotando las ideas y mejor así, libre de aquella “responsabilidad”, aquella respuesta suya nos hizo reír mucho en el momento y muchas veces después cuando nos acordábamos o sin previo aviso yo lo amenazaba con regalarle un llavero multiuso.

Mi amigo falleció en 2014 y cuando salió mi primer libro, meses después no tuve acierto para dedicarle ni un solo texto pues estaba aún muy afectada por su muerte, así que decidí dedicarle el segundo libro entero y compensar así ese aparente descuido que no fue tal.

¿De alguna forma se podría decir que es como un solo libro dividido en dos títulos?

Los dos forman parte de una recopilación de relatos y poemas escritos  a lo largo de diferentes épocas de mi vida y que seleccioné posteriormente para decidir los que formarían el primer y segundo  volumen de una colección que pretendo que tenga cinco tomos. Abordo todos los asuntos cotidianos, amor, decepción, desesperación, pérdidas, alegrías, desencuentros, dudas, triunfos, fracasos y muerte de manera sencilla y sin usar estructuras gramaticales complejas o palabras rebuscadas que dificulten la comprensión. Mi objetivo no es ser o parecer erudita sino ser y parecer cercana y real. Conozco el triunfo y el fracaso y no lo oculto intentando hacer parecer que nunca he sufrido y soy una de esas triunfadoras tan de moda últimamente, al contrario, a pesar de haberlo hecho, estoy aquí y sé, porque me lo han dicho cientos de veces, que leerme cura y alivia a otras personas. Esto me alegra mucho, aunque es un efecto colateral e inesperado de mi trabajo, que me llena de sorpresa, y también me deja muy satisfecha que haya sucedido igualmente con los dos primeros libros.

Hay prosa y poesía intercalada ¿Tiene algún motivo de ser o simplemente se fue dando de esa manera?

Me gustan las dos formas de expresarme. Ahora estoy escribiendo mi primera novela y también colaboro con artículos o microrrelatos en otras plataformas. No tengo preferencia por ninguna forma de escribir en detrimento de otra y escogí publicar  relatos , reflexiones y poemas juntos apostando que funcionaría así como estaba funcionando en mi Blog.

Detrás de cada libro, de cada temática y cada palabra hay un disparador que actúa de forma compulsiva para escribir. ¿Cuáles fueron esos disparadores para vos?

Realmente no escribo de forma compulsiva, no es mi caso, la inspiración es mi propio entorno,  mis vivencias, mis lecturas, las canciones que oigo, las experiencias de mis amigos y sobre todo la manera  en como interiorizo todo eso y lo transformo en historias, algunas tardan horas y otras años. En los libros hay algunos textos de los años 2002 y 2003 que reflejan momentos muy gratos y otros de los años 2007, 2008 y más adelante que retratan épocas de mucha frustración y muchas pérdidas a nivel personal.

Los fracasos han formado parte de mi vida así como los aciertos y no culpo a nadie por mis malas decisiones ni me siento obligada a fingir que siempre todo salió bien, no me quejo por haber vivido y como dice  mi querido amigo Juan Carlos Tonatiuh Capetillo, escritor mexicano, qué es la vida sino la oportunidad de equivocarnos. Los escritores podemos sacar de nuestros aciertos y errores el material para escribir y eso hago, juntándolo a todo el resto de las cosas que pasan a mi alrededor.

 ¿Crees que tu mensaje es claro?

Sin duda,  tanto mi mensaje como las palabras que uso lo son.

¿Qué piensas que le gusta más al público lector, la prosa o la poesía?

 Posiblemente haya más lectores de prosa que de poesía pero no porque les guste más o menos simplemente hay mucha gente que jamás ha dado una oportunidad a la buena poesía, en parte por los nefastos métodos pedagógicos en las escuelas para incentivar el amor por la literatura en general y en parte por desconocimiento. Personalmente no conozco a ningún lector asiduo de poesía que no sea también un amante de la prosa, por tanto no creo que sea cuestión de gustos sino de hábitos y educación.

¿Cuánto tiempo hace que comenzaste a escribir?

Desde muy joven, supongo que como consecuencia de leer. Creo que todos los grandes lectores sentimos alguna vez la tentación, unos  nos lanzamos y otros se quedan en el deseo, de un día, tal vez,  intentarlo. Así es siempre, tenemos los  teóricos de la vida que podrían ser el mejor marido o el mejor escritor “si se pusieran” y los que tal vez no seamos los mejores, pero lo intentamos y nos la jugamos. Escribir no es sólo estar lleno de sentimientos y sentarse sin ton ni son a ponerlos en un papel, requiere disciplina, bajas dosis de pereza, estudio de las reglas, lectura y un gran sacrificio de tu tiempo libre. Si te compensa y te hace feliz lo haces, como es mi caso y si no, pues ahí tenemos las redes sociales llenas de gente que se pone a pretender escribir  sin haber leído lo bastante, sin conocer las reglas básicas de ortografía o gramática y muy perezosos a la hora de revisar los textos para presentarlos de manera adecuada.

 ¿Cómo ha sido la evolución en tu carrera?¿Eres una escritora conocida?

Mi carrera empieza en septiembre de 2014, en tan poco tiempo no he tenido tiempo de evolucionar mucho, ni como escritora ni como persona.  Son apenas dos años pero siempre vivo esforzándome en escribir cada vez mejor.

No soy una escritora conocida, un blog con 260.000 visitas está muy por encima de muchos pero por debajo de muchos otros. Nunca miro hacia abajo, siempre hacia arriba y soy muy consciente del largo camino que tengo aún por delante para poder ser considerada una escritora de éxito, no sólo a nivel críticas sino a nivel ventas.

¿Qué tipo de público te sigue?

 Mi público está formado personas de todas las edades, unos que han vivido más y otros que tienen menos experiencias. Los  hay jóvenes y maduros, mujeres y hombres de varios países. Creo honestamente que todos consiguen emocionarse y verse a sí mismos, o a alguien conocido, en muchos de los personajes que recreo en mis textos y eso es siempre muy positivo. Si el asunto sobre el que leemos nos toca de cerca nos sentimos menos solos y si no, nos sirve para comparar con situaciones o experiencias de nuestro entorno y nos ayuda a ponernos en el lugar de otras personas  y entender mejor  circunstancias que a veces nos resultan complejas.

¿Cómo has hecho para tener tantas visitas en tu blog?

 Sigo una fórmula muy sencilla. En primer lugar evito subir textos llenos de faltas y errores y si alguno se me escapa enseguida lo corrijo cuando alguien me avisa. En segundo lugar comparto en Facebook los links a mi blog en grupos diferentes, así direcciono las visitas la blog y no a mi página de Facebook.

¿Crees que en estos tiempos los escritores autogestionados tienen mayor posibilidad?

No, estar sólo y enfrentar en solitario una carrera literaria es un trabajo casi imposible. El problema es la distribución junto a una buena y costosa campaña publicitaria  y eso sólo las buenas editoras consiguen garantizarlo. Los autores que editamos por nuestra cuenta o con pequeñas editoriales lo tenemos muy crudo para conseguir buenos resultados.

¿Nos compartes un poema tuyo? Decime porque lo elegiste.

 Comparto el que ha sido más visitado durante la última semana

 

 

TE CONTENGO

Te tengo

de la manera rara

en que tengo el sol,

calentando mi piel,

aunque no sea mío.

Te contengo

como el agua contiene

la forma de la gota,

redonda,

de rocío.

Porque te tengo adentro

y te quiero tanto,

y te amo a pesar de los pesares.

Lloro por saber

que te alejan de mí,

uno a uno

tus temores, tus dudas,

y tus andares.

Nada nos une.

Todo nos separa,

y aún así te quiero

de esta forma rara.

Te quiero por ser mío,

como quiero todo lo que queriendo,

o sin querer,

contengo:

mi pasado, mi sangre,

mis heridas

que forman y dan forma

a la cáscara dócil

donde vivo y soporto

el tormento letal

de sentir lo que siento,

al amar lo que amo,

aunque a veces

no tengo

lo que adoro,

y contengo.

Isabel Salas

Les dejo estos enlaces, asi pueden conocer mas de la obra de Isabel:

http://isabelpsalas.blogspot.com.ar/2014/12/siempre-el-primero.html

https://web.facebook.com/Isabelsalascanario/?fref=nf

Gracias Isabel por tu participación en La Lupa Cultural.

Alfredo Legnazzi

Periodista – Escritor