Arte: Entrevista a Eduardo Blanco, actor, director, productor

Nos reunimos en un bar , cerquita del Teatro Liceo, en Buenos Aires, donde están presentando la obra ” Parque Lezama”.  Unos cortados y una tarde nublada pero repleta de novedades fue la excusa para comenzar la charla.

DSC00694

Eduardo Blanco muchas veces fue comparado por su parecido físico con el actor italiano Roberto Begnini.  No tuve la fortuna de conocer a Begnini, pero si, la de tener sentado a mi lado a esta magnífico señor actor, director y productor, que nos ha regalado trabajos como “El hijo de la novia”, “Luna de Avellaneda”, “El mismo amor, la misma lluvia” (premio a mejor actor de reparto de la Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina), y la afamada serie “Vientos de agua”, entre otros. Cóndor de Plata, Premio Clarín y nominado al Martín Fierro por su protagonismo en unitario. 

Compañero de Ricardo Darín, de Norma Aleandro, de Héctor Alterio , amigo del ganador de un Oscar, Juan José Campanella, Eduardo Blanco ostenta su sencillez como lo hace en muchas de las películas que ha filmado, tanto en Argentina como en España.

Nuestra charla comenzó con su más querida obra, dicho por él mismo.

Eduardo, contanos tu experiencia en Vientos de agua, aquí en Argentina y en España.

Vientos… fue una miniserie que no surgió de la imaginación. Las historias que iban sucediendo sí, pero fue tomada de diferentes personas. Fue muy conmovedor contar la vida de casi toda nuestra sociedad, españoles, italianos y judíos, con quienes se conformó la Ciudad de Buenos Aires. A veces le digo a Campanella, que ganó un Oscar con “El secreto de sus ojos”, que ha hecho cosas más exitosas, más premiadas o mejores artísticamente, pero el  trabajo que ha hecho con Vientos, fue muy exitoso y no creo que lo que venga sea tan importante tanto para él como para mí. En España tanto como en Argentina, la televisión es compleja, un servicio público, pero en definitiva impera una lógica comercial. Allá tomaron una decisión de pasar dos capítulos juntos en la primera emisión, calculá que eran alrededor de tres horas y media incluyendo la publicidad. Salió segunda y no hubo problemas de rating. Al otro día decidieron pasarla a la una de la mañana, después a las dos. Campanella pidió que la bajen, porque no era la forma. Como sucede en internet, mucha gente la bajaba y se veía en poca calidad algo que estaba hecho en la mejor calidad. La gente siguió viendo la serie, dado que el DVD en España es un enorme mercado, más grande que acá. En el 2006 (se emitió en enero) fue la segunda miniserie cuando la primera era Lost. La siguieron pasando y parece que aún hoy estuviera en el aire, ya que la gente se la va pasando para verla. Acá en el canal Volver, creo que la están dando ahora.

Por comentarios que recibimos de muchas partes del mundo via mail, es muy aceptada y querida. Para mí fue un trabajo que  quiero y estimo mucho.

La historia te llegó más profundo ya que sos descendiente de españoles, asi que a lo mejor hay parte de eso que te toca muy de cerca.

Si,claro, mis padres son de Pontevedra, Galicia, muchas historias de aquellas épocas son similares.

En cuanto a las películas que filmaste en el exterior. Hay una en que en algunas fotos se ve un paisaje extremadamente frío, nevado, contanos acerca de eso. ¿Qué sentías al estar ahí, casi aislado del mundo?

Esa es una película española. Los exteriores se iban a filmar en Rumania, pero no fue posible y se hicieron en Benasque, que es un municipio de la provincia de Huesca, en la comunidad autónoma de Aragón, España. Está situado en el corazón de los Pirineos. Los interiores en Madrid.  En ese lugar había solo un hotel, que es donde estábamos, y si, estaba repleto de nieve, casi llegaba a tapar las ventanas. Pero allá están preparados. Los territorios son más pequeños en extensión, va gente de todos los lugares de Europa. Fue una buena experiencia, intensa, quince grados bajo cero, gorros como se usan en Moscú, porque de hecho el argumento de la  película sucedía en Moscú.

Se estrena en 2014 allá en España. Héctor Alterio y yo éramos los únicos actores argentinos y el resto españoles.

Luna de Avellaneda es el tipo de película en que todo resurge luego de haber pasado por lo peor. Muchos clubes como el de la película resurgieron gracias al apoyo de la gente que puso todo para que así suceda. La mayoría de tus personajes  son hombres simples, de barrio ¿Vos te sentís identificado con eso?

Si, como la vida misma. Será que yo soy de barrio también. Así me considero, aunque siempre está la mirada del otro. Es así, lo que uno es y es inevitable.

Estuviste leyendo en la Feria del libro el año pasado y otros anteriores. ¿Cómo fue esa experiencia?

Leí varios años ahí. Me parece un encuentro fantástico. La sensación que en la Rural están sueltas por ahí, millones de historias que salen de cada uno de los libros, es impresionante, es un encuentro de historias.

Imaginate la sensación de un escritor, que alguien como vos, actor, lea aunque sea un párrafo de su obra…

Es difícil poder leer una novela, pero un trozo de novela si, o un cuento. Son encuentros enriquecedores y tengo la sensación que hay muchas historias que se entrecruzan y está tan lleno de libros ahí, que es como te dije un lugar de encuentros.

Siguiendo con la lectura, ¿tenés alguna preferencia de autor o género a la hora de leer?

A veces tengo más tiempo, menos tiempo, más predisposición o menos. En cuanto  a autores o género no tengo preferencias, tampoco en cuanto al tipo de película para ver. Soy bastante amplio y escucho y veo todo lo que puedo.

Respecto de “El secreto de sus ojos”, aunque no participaste en el film, tu hijo lo hizo. 

¿ Sentís que de alguna manera estabas ahí, aunque sea por su intermedio?

No, bueno, él tenía un papel muy pequeño. Era el chico que entraba y salía de la oficina del  juzgado. No estuve en la película y no hay problema en no haber estado. Me alegra si, que él haya estado, claro.

Hay una larga lista de películas en las que trabajaste.

Si, pero muchas de las que me atribuyen no son tales y otras en las que he estado no las ponen en internet. Las más exitosas, es inevitable que aparezcan en la lista. Hay una que me atribuyeron que no hice, se llama “Dolores de casada”. La filmó otro actor, no yo, me la habían ofrecido pero no la hice.

Hablame un poco de tu nuevo trabajo en el L2013-09-25-3285iceo, “Parque Lezama”.

Parque Lezama es una obra que está en el Teatro Liceo, de un autor americano, Gardner (*) que adaptó y dirige Campanella. Protagonizada por Luis Brandoni y yo , y otros cinco actores más.

Es una comedia dramática, muy divertida. La gente se ríe desde el comienzo al final. Es emocionante en ciertas partes, emotiva. Son dos hombres ancianos, que se encuentran en un banco del Parque Lezama y hacen un vínculo. Uno es idealista, romántico, soñador, delirante, el otro pragmático, tranquilo, todo lo contrario, que llegó a la etapa de su vida en que no quiere meterse en líos, a diferencia de su compañero quien lo invita, digamos a meterse en líos. El dice que no, pero a la vez le gusta la idea. Van teniendo un vínculo, como te decía, y aparecen en escena otros personajes circunstanciales del Parque y otros  no tanto (la hija de Brandoni o el Presidente del consorcio donde yo trabajo). Se arman historias donde la gente se divierte muchísimo. Habla de sueños, ideales. Es una historia universal que habla de muchas cosas.

Yo interpreto que, lo que cuenta , es que la vida termina justo cuando termina, ni un minuto antes, ni un minuto después. Uno tiene la posibilidad de estar vivo siempre que haga cosas, hasta la muerte. La obra es sumamente optimista. Al salir del teatro, la gente nos espera y nos hace muy buenos comentarios. Nos va muy bien, estamos muy contentos. Seguimos hasta fin de noviembre, retornando en enero (en diciembre no hay actividad en el Teatro). Aquí en Buenos Aires, seguiremos en enero.

Participaste en Teatro por la identidad. Contanos tu experiencia.

Fui uno de los organizadores durante el primer año, hace aproximadamente 12 /13 años. Me fui, pero cada tanto me invitan a leer algo y vuelvo, si es que estoy en Buenos Aires. Fue un movimiento teatral con temática, que viene de la necesidad que tenemos como sociedad y que las abuelas pusieron como su trabajo, de encontrar personas que fueron apropiadas de su identidad, sacadas, arrancadas de los vientres y de los brazos de sus padres y criadas por otras personas que no lo eran.Llevar un granito de arena para ayudar a esa gente a saber quienes son.

Mucho más de cien ya fueron encontrados.

Si, es una tragedia griega. Hay muchos casos conmovedores, pero faltan más de cuatrocientos. En eso están. Teatro por la identidad tiene la idea que como movimiento organizado, sirva para encontrar gente.

Cerrando la entrevista, hablanos de tus planes cercanos.

Actores de Kamikaze

Actores de KAMIKAZE

En este momento, con la obra en el Liceo, una película por estrenarse en España, llamada Kamikaze, en la que trabajé también con Héctor (Alterio), otra por estrenarse en Argentina, Paternoster, y en 2014, quedarme en Buenos Aires, para seguir con Parque Lezama.

Te agradezco el tiempo que nos diste para la nota. Espero que puedas  leer “Abraxas” y darme tu opinión, aunque como vos dijiste “no tengo criterio para eso” es  muy importante saber qué pensás de mi trabajo.

Por supuesto lo voy a leer. Espero el link para ver la nota y los felicito por lo que están haciendo para difundir las artes, las letras y las actividades. Es la mejor manera de hacerse conocer.

DSC00697

La opinión personal, luego de esta hermosa charla, es que Eduardo Blanco es un ser tan sencillo como muchos de los personajes que interpretó. Una persona muy agradable, dispuesta a responder sin inconvenientes a cualquiera de las preguntas. Disfruten de sus respuestas.

 

(*)Herb Gardner (titulada “I’m not Rappaport” en el original), que el propio Campanella tradujo, adaptó y dirigió.

Silvia M. Vázquez

Una Respuesta a Arte: Entrevista a Eduardo Blanco, actor, director, productor

  1. Mónica dijo:

    Me encantó, enhorabuena Silvia por la entrevista, gran actor…
    te mando un abrazo

Deja un comentario