Letras :Homenaje a Julio Cortázar, en el centenario de su nacimiento

Julio-Cortázar-Dibujo-de-Walter-Toscano
Mientras la Primera Guerra Mundial alertaba al mundo entero, Julio Cortázar veía la luz por primera vez.
Bélgica lo recibió para que, con el transcurso de los años, aquel hombre alto y delgado, se convirtiera en el autor de Rayuela, y se mantuviera en lo más alto de los literatos.
En dos mil catorce conmemoramos el centenario del nacimiento, de ese ícono de las letras que dedicó su vida a escribir inolvidables textos y poemas que hoy son modelos literarios.
En 1963, Rayuela apareció en los anaqueles de las librerías y se convirtió en su mejor obra.
Julio_Cortazar_por_Sara_Facio_nota_slideSara Facio, la famosa fotógrafa, pareja de la exitosa María Elena Walsh, contó en una oportunidad que obtuvo la famosa foto tomada en los jardines de la UNESCO, donde él trabajaba como traductor.
El mismo fue quien la pidió que fuera esa, la tapa del libro que saliera luego de su muerte.
En apenas semanas, saldrá a la venta el libro “ Julio Cortázar y Cris”, no en Argentina todavía, donde se habla de su enfermedad y de los difíciles momentos de la relación que tuvo Cortázar con Cristina Peri Rossi.Imagen Cortazar y Cris (BUENA) en casa Julio(17997673)--575x323
Homenajeamos en este número de La lupa, al ojiceleste que ha sabido llegar a todos los rincones del mundo acompañado de sus cronopios y famas.

After such pleasures

Esta noche, buscando tu boca en otra boca,
casi creyéndolo, porque así de ciego es este río
que me tira en mujer y me sumerge entre sus párpados,
qué tristeza nadar al fin hacia la orilla del sopor
sabiendo que el placer es ese esclavo innoble
que acepta las monedas falsas, las circula sonriendo.

Olvidada pureza, cómo quisiera rescatar
ese dolor de Buenos Aires, esa espera sin pausas ni
esperanza.
Solo en mi casa abierta sobre el puerto
otra vez empezar a quererte,
otra vez encontrarte en el café de la mañana
sin que tanta cosa irrenunciable
hubiera sucedido.
Y no tener que acordarme de este olvido que sube
para nada, para borrar del pizarrón tus muñequitos
y no dejarme más que una ventana sin estrellas.

Julio Cortázar

cortazar 2

Silvia Mabel Vázquez

Gráfico1-1024x223Gráfico2-1024x523RAINBOW-ENGLISHSHIN-GI-TAI-DOJO

Deja un comentario