Entrevistas: Vanesa O’Toole y María Fernanda Bertonatti, autoras de “Aquelarre, la isla del fuego”

Conocimos a Vanesa y a María Fernanda en la feria del libro organizada por la Municipalidad de Vicente Lopez, en el mes de septiembre. 

El 10 de octubre pasado, ambas participaron en la feria organizada en San Martín. Es por eso, que para interiorizarnos sobre la vida de estas jóvenes autoras y sobre sus libros, ellas respondieron amablemente a nuestras preguntas.

¿Como surgió la idea de escribir Aquelarre, la isla de fuego?

Fernanda:La idea surgió en la secundaria. Queríamos tener una historia donde nosotras y nuestras amigas fuésemos protagonistas portadores de poderes mágicos, ya que las sagas fantásticas, juegos de rol, anime y demases, eran nuestros preferidos. El libro pasó desde aquella época hasta la actual por varios estadios, como ser un comic y un video juego, para terminar en una saga de cuatro.  Fueron quince largos y divertidos años en los cuales escribíamos una y otra vez los capítulos.

En un comienzo escribimos la segunda saga (Banshees), hasta que decidimos comenzar por AQUELARRE, la primera. De esta forma, tenemos libertades que no poseeríamos si BANSHEES ya estuviera escrita, y además realmente era necesario comenzar por el principio. Hay muchísimos conceptos en la historia que deben de tener sus páginas dedicadas al desarrollo de su aprendizaje antes de seguir adelante.

10698458_10203854442134570_5639234607205607931_n

¿Cuál es la línea argumental?

VanesaLa isla del Fuego tiene como protagonista a Candra, una chica de doce años que es reclutada para estudiar Alta Magia en una isla del Océano Pacífico. Mientras avanza en sus estudios y comienza a desarrollar dones innatos, se produce una serie de ataques que dejan a varios adeptos en estado vegetativo. Candra se ve en la necesidad de ayudar a sus compañeros, sin saber que quien está detrás de los ataques está relacionado con un peligroso libro que debe ser destruido para evitar un futuro nefasto, donde no hay sol.

La historia está contada en dos tiempos, un presente que es en 1996, donde el lector aprende los conceptos mágicos junto con los personajes. Y un futuro sin sol, el año 2037, donde los conceptos mágicos ya están aplicados y los consagrados median entre el hombre y la Naturaleza. 

¿Es un libro para adolescentes o para todo público?

Fernanda:Consideramos que el primer libro en particular se puede llegar a entender por completo, en cuanto a historia y conceptos mágicos se refiere, a partir de los quince años en adelante, aunque hemos tenido casos de once y doce años donde lo han podido seguir sin inconveniente alguno y están esperando el segundo, expectantes.

Esto no quiere decir que la saga sea para adolescentes, sino todo lo contrario. La Alta Magia y temas que mostramos en nuestros libros, son el resultado de años de estudio e investigación que  si bien explicamos con detalle, se debe poner atención en todo momento al saber que, a medida que los tomos se vayan lanzando, la historia se irá complejizando un tanto más.

A partir del segundo libro, la historia se vuelve muchísimo más adulta, encontrándonos de a poco con distintas sendas mágicas, política y conceptos mucho más maduros, concluyendo en un cuarto libro completo en todo esto. La segunda saga, el lector que viene siguiéndonos desde un principio, la leerá como erudito en materia de nuestra narrativa. (risas)

¿La historia sigue con los mismos personajes en libros sucesivos?

Fernanda: Se trata de cuatro tomos donde se conocen múltiples y variados personajes. Todos ellos nos acompañarán hasta el final de estas aventuras, otros más se sumaran a ella. El decir que nos acompañará, no tiene implícito el que sigan apareciendo de forma constante. Por ejemplo, y sin spoilear, existen algunos que aparecen en pocos momentos del libro, pero poseen constante implicancia en la historia toda y no dejan de arribar en los momentos clave. De esta manera sabemos que, aunque hayamos leído un par de veces el nombre de un nuevo adepto, sería bueno recordar cómo,  dónde y por qué apareció.

Vanesa: Es un mundo amplio de personajes, ya que como dijo antes Fer, la historia estaba pensada para diferentes formatos. Uno de ellos es para miniserie televisiva, por lo que apostamos no solo a las tramas principales sino también a las secundarias. Cada personaje es un mundo por descubrir. Todos están trabajados con profundidad, pero eso no quiere decir que contemos todos sus secretos en la primera entrega. Por algo es una saga de cuatro libros. Hay personajes que son muy ricos y sus historias van a sorprender a más de uno. Pero sus secretos se van develando a través de las cuatro entregas. Con cada libro, el lector los irá conociendo un tanto más. A quienes odie en un principio es muy probable que al final termine amando y viceversa. Los personajes son complejos. Nadie es enteramente bueno ni enteramente malo. Todos tienen matices y actúan conforme sus necesidades internas. No es posible que nosotras decidamos qué tiene que hacer cada uno. Ellos deciden por sí mismos. Nosotras simplemente volcamos su voluntad en el papel.

¿Cómo se escribe un libro de a dos?

Fernanda: Nos conocemos desde muy pequeñas, desde la primaria. Aunque en secundaria fue cuando comenzamos nuestra amistad y a crear esta historia fantástica. Pasaron tantos años ideándola, dibujándola, corrigiéndola, escribiendo y reescribiéndola, que ya los personajes y los lugares pasaron a ser nuestros amigos personales. Es muy difícil que Vanesa escriba un capítulo, escena o párrafo híper distinto a lo que yo podría hacerlo. Si dos personajes deben pelear, ambas sabemos bien cuál sería el motivo, y así con todo.

Estamos más que acostumbradas a trabajar juntas y disfrutamos de eso, como si estuviéramos en una salida divertidísima de picnic. Comenzamos a charlar y las nuevas ideas surgen haciendo que pasemos horas sorprendiéndonos de lo que los mismos personajes nos cuentan.

Al principio nos juntábamos para escribir una al lado de la otra quedándonos hasta altas horas de la madrugada. Hoy por hoy, por temas de horarios laborales y demases, nos reunimos para diagramar, crear, charlar, etc. Para luego en el transcurso de la semana cada una escribir una parte de cada capítulo, que luego en la corrección conjunta serán unificadas. Las conferencias por Skype se volvieron moneda corriente para nosotras. Ahora gracias a la tecnología, sabemos que si esa semana no podemos vernos personalmente, lo haremos de forma virtual, sin dejar de lado la dedicación a la saga.

Vanesa: No sé si hay una fórmula para escribir un libro de a dos. A nosotras nos sirve el hecho de conocernos de toda la vida y de conversar acerca de estos personajes como si fueran nuestros mejores amigos. Para nosotras, ellos viven. Lo único que tenemos que hacer es abstraernos para escuchar qué tienen para decirnos y, a partir de entonces, volcar su accionar en el papel.

Escribimos con el corazón y corregimos con la razón. Al final es cuando unificamos el estilo. Y creo que lo hacemos bastante bien, ya que muchos lectores buscan darse cuenta qué parte escribió cada una y no lo logran. A decir verdad, a esta altura, ni nosotras nos acordamos qué parte escribió cada una.

¿La presentación del libro en el Jardín Botánico tiene alguna razón?

Fernanda: Tiene todos los significados habidos y por haber el que se realice allí. Verás, si bien nuestros libros no tratan de los cuatro elementos en sí, están situados cada uno de ellos, en una isla regida por cada elemento, haciendo así alusión a la senda cuaternaria de la Alta Magia que es una de las centrales en nuestra literatura.

El primer tomo se presentó en el Museo Roca, dentro de su biblioteca, haciendo alusión a ese mismo lugar, escenario clave de La Isla del  Fuego.

El segundo tomo de la saga es llamado “La isla de la Tierra”, por lo cual, ¿qué mejor que el hermoso Jardín Botánico para presentarlo? Ambas recorrimos el lugar ultimando detalles y descubrimos que en gran parte es como estar caminando por varios de los lugares de la isla. Es poseedor de una naturaleza envidiable donde múltiples especies de plantas locales conviven en armonía con sus visitantes infaltables como las mariposas en los jardines y peces en las fuentes.

Vanesa: La isla de la Tierra va a ser presentado el domingo 9 de Noviembre a las 16 horas en el Jardín Botánico Carlos Thays. Están todos más que invitados. Asimismo, a las 13 horas va a haber una visita guiada gratuita, ¡para no perdérsela! A nosotras nos encuentran en el SUM del Jardín Botánico, entren a nuestra web para guiarse en el mapa que vamos a subir.

www.aquelarrelibro.net

www.facebook.com/aquelarrelibro

www.twitter.com/aquelarrelibro

1604912_880339561984166_3470914971134108016_n

¿Que otros proyectos en común tienen?

Vanesa:¡En miles de proyectos! Y no solo literarios. Ahora nos estamos concentrando en esta saga, que tiene dos partes. Y seguramente surjan más proyectos que se desprendan de esta historia y que trabajemos en conjunto. Además de eso, a ambas nos encanta el arte en todas sus ramas. En una época teníamos un duo electroacústico que se llamaba Thelema (como la editorial), donde ambas cantábamos y ejecutábamos nuestros instrumentos (guitarra y violín). También hicimos obras de teatro, incursionamos juntas en la comedia musical y tenemos ganas de armar talleres y/o seminarios relacionados a nuestras profesiones y a la temática del libro. Siempre estamos proyectando juntas. Por cuestiones de tiempo, no podemos ahora ahondar en todo junto, pero en cuanto podamos ya vamos a retomar la música o las tablas. Nos lo debemos.

Vanesa: 

¿Palabras –cuentos  poemas cuando lo escribiste?

Lo publiqué en el 2012, un mes antes de publicar La isla del Fuego. ¿Cuándo lo escribí? Ahí sí que no podría precisarlo, ya que son distintos relatos, poemas y cuentos que fui escribiendo a lo largo de mi vida. Hoy por hoy no escribo más poemas. Tuve una época en que canalizaba mis sentimientos a través de ellos. Y por eso decidí publicar algunos, para que no quedasen guardados para siempre en un cajón o en la computadora. Tengo todavía un número bastante grande para armar una nueva antología, pero son todos de otras épocas. Antes sabía a quién le dedicaba cada escrito, ahora realmente no lo recuerdo. Creo que en ese momento, es cuando la obra deja de ser personal para ser compartida con los demás.

A pesar de la diversidad (cuentos, poemas,  relatos), ¿responde a una temática en particular?

No a una temática, aunque sí a estados emocionales. Hay excepciones, por supuesto, pero muchos de ellos están asociados a la oscuridad, a la angustia, a la tristeza, al vacío. Hay otros que son un poco más lúdicos (no en exceso, pero sí más luminosos que los anteriores). Como te contaba antes, son historias que fui creando para canalizar mis emociones. Antes también me gustaba ahondar el tema terrorífico, ominoso. Creo que mirándolo en retrospectiva, es una parte de mi crecimiento personal, no solo como autora sino también como ser humano. Antes necesitaba llegar a determinado estado anímico para escribir un poema. Hoy, escribo para despertar determinados estados anímicos en los lectores. Amo escribir. Y tengo muchísimas historias que contar todavía, en diversos géneros y formatos.

¿Qué proyectos tenes para el futuro?

Los proyectos nunca se acaban. Por eso prefiero pensar en lo más próximo. Por lo pronto, ponernos a escribir La isla en el Aire, en conjunto. Y yo, por mi parte, escribir otras historias que hace rato necesito bajar del mundo de las ideas al papel. Historias de otras temáticas, otros géneros y, como te decía arriba, en distintos formatos (literario, teatral, cinematográfico y televisivo). ¿Por cuál empezaré? Quizás por una novela corta de género distopía. La idea es escribirla en el verano. Veremos si los tiempos me acompañan.

¿Qué otras actividades haces además de la literaria?

Actividades relacionadas al arte. Teatro y música, sobre todo. Estoy entusiasmada porque me volví a anotar en el conservatorio de música para seguir la carrera de violín. Espero tener una vacante. Más allá de eso, todo lo que sume a mi felicidad. El arte me llena pero ayudar a otros a concretar sueños, me completa. La vida es demasiado corta para hacer cosas que a uno no le gustan. Así que mis actividades van todas en función de la felicidad. Propia y ajena. Todos tenemos la capacidad de cumplir sueños. Solo hay que encontrar la verdadera voluntad y animarse.

Ademas sos guionista ¿de cine, teatro, televisión?

Soy guionista de radio y televisión egresada del ISER. Asimismo, estoy haciendo la Licenciatura en Artes Audiovisuales con orientación en guión de cine. Todos los lenguajes audiovisuales me atraen. Estuve muy tentada este año de anotarme en la carrera de dramaturgia pero prefiero esperar un poquito más. Primero tengo que recibirme en el IUNA de Audiovisuales y tener tiempo para seguir dedicándole a esta saga, que es realmente mucho. Más adelante voy a seguir ahondando otras ramas de escritura. La idea es explotar cada una de mis historias en los diferentes formatos audiovisuales.

¿Editorial Thelema es tu propia editorial?

Sí, la creamos en principio para publicar nuestros libros, ya que no teníamos ganas de perder el tiempo golpeando puertas en editoriales grandes que sabíamos que ni siquiera nos iban a atender. Más adelante, extendimos nuestros servicios a otros autores. Y hoy por hoy, tenemos varios proyectos con autores de género fantástico que están en el mismo camino que nosotras: la autogestión.

Más allá de publicar libros, nuestra idea (digo nuestra, porque Fer es socia en este proyecto que va creciendo de a poquito), es darles a los autores herramientas para que sepan los caminos alternativos de publicación. Estamos abiertas a conversar con quienes deseen hacernos consultas, más allá de si publican con nosotras o no. Lo que nos llena el alma es que los sueños se cumplan. Y si podemos dar una mano para lograrlo, qué mejor, ¿no?

También estamos comenzando a organizar concursos para que diversos autores se interioricen en el tema de la autogestión y puedan “practicar” el tema a través de una publicación antológica en cooperativa. La idea es hacer dos concursos por año. Está por cerrar el segundo del 2014, en homenaje a Lovecraft, que se llama “Lo ominoso”.

Por último, es importante destacar que nos manejamos como autoras, no como editoras. ¿Qué quiere decir esto? Que respetamos el derecho de autor por sobre todas las cosas. Tratamos a los autores como nos gustaría que nos trataran a nosotras. Como se trata de publicaciones autogestivas, el autor invierte dinero en su obra, que luego recupera a través del 100% de la venta.

¿Cuál es tu trabajo en Buenos Artes TV?

Es un proyecto que tengo hace varios años. Surgió como una página web, a través de un programa del ACDE y Desafío Joven, en el cual había que presentar un plan de negocios. Siempre estuve involucrada con el arte under, ya sea desde el teatro pero, sobre todo, la música. Y me pareció interesante crear un sitio de difusión de diversos artistas, que muchas veces no tienen un espacio para mostrar lo que hacen.

El proyecto fue variando a través de los años. Si bien me aboqué a la crítica teatral de obras under, he tenido colaboradores que reseñaban desde cine, televisión, artes visuales, música, literatura y otras ramas. Hoy por hoy, el proyecto está un poco parado porque quiero reestructurarlo. La idea es terminar la maquetación de La isla de la Tierra para ponerme al día con Buenos Artes TV, la cual me gustaría que llegue a ser, el día de mañana, una revista impresa.

Fernanda:

¿Cuáles son tus estudios? ¿Tenés además de Aquelarre otros libros escritos?

Soy Licenciada en Museología de la UMSA y en la actualidad me encuentro cursando el posgrado en  Docencia en la UTN. Seguramente después de esto hare posgrado en Historia y alguna que otra maestría como antropología, filosofía, educación, etc.  Me considero una enamorada del estudio, por lo cual no creo que deje de estar entre libros ya sea escribiéndolos o capacitándome. Aquelarre la isla del Fuego es mi primer libro publicado, faltando aun  los tres tomos restantes de esta saga y los cuatro de Banshees la venidera, más los ejemplares que acompañaran como complemento a cada saga, de los cuales no podemos aun decir nada porque son sorpresa. Por otro lado, Tengo en mente varios libros más a publicarse en un futuro, pero de distintas temáticas.

¿Qué proyectos tenes para el futuro?

Muchísimos y variados de hecho. Coincido con Vane en que lo primero de todo es ponernos YA con la Isla en el Aire que estamos híper ansiosas por comenzar a escribir.  Por otro lado, tengo proyectos literarios relacionados con la historia universal y la argentina en particular, así como también referidos a culturas nativas de cada continente y mitologías de grandes imperios de la antigüedad europea. Me encuentro realizando el posgrado universitario en docencia, por lo que dictare clases, cursos y talleres de distintas temáticas. Esto entre muchas cosas más, sin dejar de lado  los comunes con Vanesa que nos acompañaran a lo largo de nuestra vida.

¿Qué otras actividades haces además de la literaria?

Al igual que Vane, mis actividades fuera de la literaria son relacionadas al arte y al perfeccionamiento intelectual en cuando a posgrados, cursos y demases que me encuentro realizando casi constantemente.  Toco la guitarra, canto y actúo desde niña, sumándole hace unos años los cursos de comedia musical donde aprendo también a  bailar. Es importante el realizar lo que nos llena el alma, lo que nuestra esencia dicta.

Gracias Vanesa y Fernanda por su participación en La Lupa Cultural

ALFREDO LEGNAZZI

 CINCO LIBROS2SHIN-GI-TAI-DOJORAINBOW-ENGLISHGráfico2-1024x523

 

Deja un comentario