Letras: El mate y su lenguaje

mate 1 mate 2
Cuentan que cierta vez, mucho antes de la llegada de los españoles, un viejecito y su nieta, cansados del deambular de su tribu nómade, se quedaron en las serranías cerca de las Cataratas del Iguazú. Una tarde llegó hasta la choza un extraño viajero de tez pálida. El , que no era otro que Tupá, quiso recompensar la bondadosa atención que el viejo le brindó e hizo crecer una planta cuyas hojas serían calmante de la sed, compañía para las horas de soledad y generoso tributo para las visitas. Tupá les enseñó a preparar la yerba para tomarla y los hizo guardianes de la planta y desde entonces se convirtieron en los dioses protectores del yerbatal, Caá Yará (el viejo) y Caá Yarí (la nieta).
Hubo tiempos en que el mate era un medio de comunicación entre parejas. Las chinas solían cebarles mate a los gauchos y asi podrían pasarles mensajes a través de él. La historia cuenta que Hernandarias mandó a quemar en la Plaza Mayor de Buenos Aires , varios fardos de yerba, y así evitar la comunicación. El mensaje fue “mándolos a quemar porque el mate es un vicio que favorece a los enamorados”.
Si bien ya no se utiliza más ese código, su significado ha perdurado con el paso de los años.

Según el tipo de mate que se cebe, tiene un significado. Los más usuales son:

gaucho_con_mateAmargo: denota indiferencia
Dulce: amistad
Con toronjil: disgusto
Con cáscaras de naranja: venga a buscarme
Con leche: estima
Muy caliente: estoy ardiendo de amor
De café: la ofensa está perdonada
Hirviendo: odio
Lavado: váyase a tomar a otro lugar
Frío: desprecio
Tapado: búsquese otra
Encimado: mala gana
Con ombú: su visita es indeseable

Otros términos :

Cimarrón: Mate amargo
Largo: mate con muy poca yerba.
Ensillado: Mate preparado y listo para cebar.
“No te vayas rengo”: No tomar un sólo mate al pasar por algún lugar. Por lo menos saborear dos.

preparacion_mate1

Sus propiedades:

Amplias y rigurosas investigaciones científicas señalan que la Yerba mate es un muy buen antioxidante, diurético y laxante natural. También tiene una poderosa actividad estimulante como tónico y hasta resulta preventiva de las caries dentales. Otra de las acciones orgánicas de sus principios activos resultan muy apropiadas para combatir una de las patologías de mayor crecimiento en las últimas décadas: el sobrepeso y la obesidad. Se están estudiando científicamente sus propiedades para quemar calorías y grasas, en un estudio sobre dos grupos de personas en Argentina y Chile. Los investigadores se sienten atraídos por la relación entre alto consumo de yerba mate y bajo porcentaje de obesidad, por lo cual están estudiando las propiedades lipogénicas y termogénicas del mate. Se fabrican cremas y geles sobre la base de extracto fluido de yerba mate para tratamientos anticelulíticos. También se comercializa en forma de cápsulas para adelgazar, y se le atribuye la propiedad de disminuir la tasa de colesterol, en especial el llamado colesterol malo. En casos de decaimiento físico o depresiones menores la mateína, un alcaloide presente en la yerba, actúa sobre el sistema nervioso central, estimulándolo.
Tomadores de mate “famosos” de ayer y de hoy

G MISTRAL Y MATE

Gabriela Mistral: asidua tomadora de mate, quizas el mate le permitió escribir tan bien y ganar el Nobel de literatura . La foto es de 1954 donde la poetisa sale tomandose unos mates con algunas amigas.

Bernardo O´Higgins: Don Bernardo disfrutaba mucho del mate y se debe haber tomados muchos junto a su amigo Don José de San Martín. En su hacienda en Perú, donde lamentablemente terminó sus días, tenía varios mates donde recordaba a su querido Chile mateando.

Don José de San Martín: según consta en crónicas argentinas, era un fanático del mate, hasta hoy se guardan varios que eran de su propiedad e incluso un set de mate portable que le regaló el gobierno de Chile (un mate pequeño, para matear hasta en batallas).

Juan M de Rosas:Los 25 mates:Cuenta Gabriel Carrasco, hijo de Eudoro Carrasco, empleado de la Secretaría de Rosas, una anécdota que recoge de su padre y que se refiere al Profesor de música de Manuelita Rosas (le enseñaba piano). En una circunstancia, don Juan Manuel de Rosas trabó conversación con el Profesor, requiriéndole información sobre los adelantos de Manuelita en sus clases de música, originándose una prolongada conversación con el docente domiciliario… Rosas, que siempre estaba asistido por una ordenanza que le cebaba mate, invitó al maestro de música, que aunque era poco aficionado a la criolla infusión, aceptó el ofrecimiento que venía de tan alta investidura. Mientras Rosas conversaba animadamente, el mate circulaba sin interrupción entre ambos protagonistas, hasta que en el sexto mate, el maestro, satisfecho, dio gracias al ordenanza. Cuando Rosas recibe en forma seguida su mate se da cuenta que el maestro lo había abandonado, por lo que le advirtió que no quedaba bien tomar mate sólo, sino con alternancias, por lo que lo invitaba a seguir acompañándolo. El maestro, sin ningún entusiasmo, reanudó la ronda de mates con Rosas que era un gran tomador do esa infusión. Cuando se llegó a los quince mates el maestro estaba más que saturado y próximo a descomponerse, por lo que hizo señales al cebador en un sentido negativo. Rosas, advertido le manifestó que el mate estaba riquísimo y que sería una picardía el dejarlo, más aún, sería casi como una ofensa si lo dejaba sólo con el mate. Estas últimas expresiones, al parecer sonaron muy graves ya que el maestro resignado tuvo que seguir tomando mate. El pobre hombre estaba hinchado, descompuesto, opilado como se dice, y entre la animada conversación de Rosas y sus miradas imperativas, siguió tomando hasta que Rosas, llamado por sus tareas políticas y administrativas tuvo que retirarse, situación que el maestro totalmente descompuesto aprovechó para retirarse de la casona de Palermo, llegando a su casa en estado deplorable.
A los pocos días, le llega de Palermo un sobre con una carta de Rosas en la que lo felicita por los progresos registrados por Manuelita en el piano, y también había dentro del sobre otro envoltorio; al abrir este último, encuentra veinticinco mil pesos y una nota que decía: “Van mil pesos por cada mate”, una pequeña fortuna. Dicen que el maestro golpeó fuertemente el pie contra el piso y exclamó: “¡Haberme tomado treinta mates!”, olvidando la descompostura de las vísperas.(de Castagnino Leonardo. Juan Manuel de Rosas, Sombras y Verdades

Viggo Mortensen: si bien es estadounidense, vivió algunos años en Argentina, donde aprendió a hablar un perfecto español y a tomar mucho mate. Según cuenta, intentó difundir el rito entre algunos “colegas” de Hollywood; pero estos encontraban asqueroso tomar mate de una misma bombilla, según cuenta le fue mejor con sus colegas españoles cuando filmó “Ala triste”.

Ernesto “Che” Guevara: uno de los forjadores de la revolución cubana y también un fanático del mate, si se busca en internet puede versele en varias fotos tomando matecito.

Hillary Clinton, Madonna, el papa Francisco son habituales consumidores de la infusión tradicional-

Meg Ryan: Esta actriz de Hollywood también es una de las habituales consumidoras de yerba mate, según The Independent.

Anthony Kiedis. Este artista, de los Red Hot Chili Peppers, también lo hace previo a salir a cantar.

Gwyneth Paltrow, Matt Dillon, Moby (Este músico tiene un local en Nueva York llamado Teany. Allí comercializa yerba).

Ahora, cuando invite a alguien a tomar unos “amargos”, dígale antes que no es por ser indiferente, simplemente, porque le gusta compartir con él/ella una charla amistosa…

Silvia M. Vázquez

securedownload (1)

angie garcia.11

cropped-CINCO-LIBROS22.jpg

SHIN-GI-TAI-DOJORAINBOW-ENGLISH

Una Respuesta a Letras: El mate y su lenguaje

  1. Ana Gastelú dijo:

    Excelente nota, interesante de principio a fin, gracias por compartir esos conocimientos con nosotros.

Deja un comentario