Jovenes escritores: Eli Amschlinger

“Aún me queda aire para respirar,

fuerza para luchar y alas para volar.

Soy joven, simplemente 16 años de edad.

Cumplo en los fines de verano, el 9 de marzo,

pero prefiero el Otoño bañado en miel.

Dejo que las ideas vuelen, mientras buenos Oldies suenan de fondo.

Me apasiona lo verde, la vida,

no es coincidencia que la Tierra sea mi elemento favorito,

me encantan las artes, el teatro y la literatura en especial,

espero poder algún día considerarme una Artista.”

Sibyl Vane  (Eli Amschlinger)

eli 1En estos tiempos en que muchas personas mayores se refieren a los jóvenes como si fueran un grupo homogéneo direccionado en un solo sentido, con una forma de actuar desinteresada y exaltando a los jóvenes de otras épocas como si fueran mejores, queremos destacar a los que  trabajan, estudian y realizan actividades artísticas.

Este mes presentamos a Eli Amschlinger, joven de 16 años, oriuda de San Martín, cultora de muchas disciplinas entre las que se encuentran la danza, la música, la literatura y el teatro.

 

Eli comenzó a los tres años, en el Conservatorio de danzas de Paternal en donde concurrió por más de tres años. Desde los seis años  hasta  los ocho, fue variando entre el Hip Hop, Flamenco, Árabe, Danzas Clásicas, etc., incluso comenzó a estudiar danzas en el Conservatorio Municipal de San Martín a los diez, pero distintos factores me hicieron dejarlo, entre ellos, el hecho de que las danzas no eran su gran pasión.

 
A los doce decidió estudiar teatro, comenzando en las clases de Teatro Integrado y a los quince en El Pequeño Teatro de San Martín, ubicado en la calle Tucumán, en donde estudia hasta el día de hoy.  “conocí personas fantásticas, y sensaciones únicas, y en donde descubrí que el teatro es, al igual que la literatura mi gran pasión, de la que me encantaría vivir y la que me seguirá siempre…” nos dice

 1472970_10201240755522760_466414315_n

En cuanto a la literatura, escribe desde que aprendió a ubicar las letras dentro de un renglón y lo hace todos los días, en servilletas, en cuadernos de clase en donde la sorprenda la inspiración.

 

Su  madre es escritora  y su padre participó en varios concursos literarios, con buenos resultados. En cuanto a ella, es de esos escritores tímidos, que guardan sus textos para el crítico más peligroso: ellos mismos, según nos dice.

 

Tiene  un blog muy recientemente  creado en donde comenzó a trasladar todos sus borradores, escritos bajo el seudónimo de Sibyl.

 

Pueden entrar y leerlo

http://www.sibylletras.blogspot.com.ar

 

Como escritora invitada de La Lupa de este mes, les ofrecemos una muestra de su arte:

 

Paraíso.

 

Siento la falta de pertenencia a este lugar, debo escapar, lejos. A la tierra donde los sabios meditan y los vientos duermen. Donde la lluvia y el sol se encuentran, radiando hermosos colores por los valles encantados. Donde el otoño es más dorado que el oro, y el invierno tiñe el paisaje con su pálida expresión.
Déjame, quiero ir, aunque ya no pueda volver, aunque me pierda, me perderé para siempre, en el único lugar donde pueda encontrarme. 

 

Si algún día llegas allá, me oirás rugir en los truenos, y me verás espiarte en el alba, me sentirás en el aire, y mi perfume expulsarán las flores. Reirás al recordar mi voz, cuando el sonido de la cascada ataque tus oídos, creerás que te abrazo, cuando la lluvia caiga en tus hombros, mi escudo de luz, jamás permitirá que te dañen. Seré el paraíso que tú eres todos los días para mi, así, simplemente, sin convertirte en nada.”

 

 

Antes de ser, fuí
Homenaje a “Amor América” de Pablo Neruda.

Antes de que este par de pulmones perezca ante los humos,
fui. Fui madre, fui sabia, fui adorada.
Mis saladas lágrimas bañaban las costas áridas de mi piel,
donde a unos metros, mis hijos, nacidos del centro,
de lo profundo del fruto más dulce de mi vientre
rendían culto al brillo de mi sonrisa dormida,
que a veces aumentaba hasta llenarse de luz.
Dormían, pues, tranquilos bajo la oscuridad estelar
ya que sabían que miles de encendidos ojos los resguardarían.
Los doté con la razón, los bendije con la conciencia,
puse a su disposición todo lo que soy, lo que tengo.
Pero es que algo escapa a mi simple comprender:
¿Fueron el egoísmo, la avaricia, la sed de poder
consecuencia de mi sumisa maternidad?
¿Tan mal realicé mi labor?
Si es así, pues de lleno entonces me entrego
a los humos secos, a las aguas negras.
Córtenme las raíces, destruyan mi hermosa piel
(que poco entiende de razas y colores,
y como una paleta de óleo se dibuja desde tonos claros,
hasta marrones y colorados).
Hagan de mi lo que quieran, pues he fallado.
Mi obra maestra, mis hijos, mis amados hijos,
han traicionado a su Madre Tierra.

1524954_10201235251505163_80267808_n

Gracias Eli por tu aporte a La Lupa Cultural.

ALFREDO LEGNAZZI

periodismo-en-voz-alta2014

RAINBOW-ENGLISHSHIN-GI-TAI-DOJOGráfico2

Gráfico1

3 Respuestas a Jovenes escritores: Eli Amschlinger

  1. Gabriel Amschlinger dijo:

    Una artista completa, un gran talento. Estoy feliz de que pueda desarrollarse en su vocación. para lo cual cuenta con todo mi apoyo. A seguir creando con tu imaginación.

  2. Claudia Cardoso dijo:

    Hermoso todo lo que escribe, es bueno que le den la posibilidad a jóvenes artistas a expresarse. Eliana, te felicito realmente es hermoso lo que escribís, tenés un corazón maravilloso. Saludos.

  3. Nayda Pérez dijo:

    Preciosa, te felicito. Realmente con mucha madera para ser escritora, sigue adelante que todo lo que desees de corazón, lo obtendrás. Naciste para el arte. Soy y seré una fiel seguidora tuya. Tomé tu blog. Dios te bendiga hoy y siempre.

Deja un comentario