Letras:Entrevista: Silvia Vallori- escritora de libros, cuentos y ensayos (¡entre otras actividades…!)

“No pretendo enseñarte a vivir, solo deseo indicarte el camino”

Silvia sola

Silvia Mirta Vallori es Escritora. Nació en la ciudad de Villaguay, provincia de Entre Ríos, República Argentina, en Octubre de 1962.Actualmente trabaja en el Gobierno Nacional e integra — entre otras actividades– el Equipo de Capacitadores/as del Ministerio de Educación de la Nación dando Talleres dentro del marco de la Ley de Educación Sexual Integral a Docentes y Directivos/as de todos los niveles educativos y de todas las modalidades. Además, colabora para incluir a las personas con discapacidad en los materiales educativos (folletos, láminas, cuadernillos) que se distribuyen a los Docentes, a las Familias y en las Escuelas para difundir la Educación Sexual desde una perspectiva integral, teniendo en cuenta cinco Ejes Fundamentales: Respetar la Diversidad, Reconocer la Perspectiva de género, Valorar la Afectividad, Cuidar el cuerpo y la salud y Conocer y respetar los Derechos Sexuales y reproductivos.

Desde Abril de 2004 y hasta Febrero de 2009, fue Integrante y luego Coordinadora del Equipo Interinstitucional de Género y Discapacidad del Consejo Nacional de la Mujer.

Desde el 2009 y hasta el 2011 trabajó en el Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales.

Participó en el mes de Abril de 2003 en el V Congreso Europeo de Vida Independiente, que se celebró en las Islas Canarias (España), al que asistió invitada por el Comité Científico. Allí brindó una Conferencia y también presentó su libro: “Adam y el Abuelo –Mensaje para el Mundo”.

En el mes de Mayo del mismo año viajó a La Habana – Cuba, donde dio una Conferencia titulada: “Pasado, Presente y Futuro: la mezcla correcta”, en la IV Conferencia Internacional de los Derechos de las Personas con discapacidad.

Ambos viajes fueron subvencionados por el Ministerio de Educación de Argentina.

En Octubre de 2003, participó de un Taller que organizó la Red Iberoamericana de Entidades de Personas con limitaciones físico motoras (La Red), en Paraguay. Allí también presentó su libro, brindando una charla a los asistentes, inspirando la Vida Independiente, la autogestión y la superación personal, promoviendo el cambio en cada persona para restituir los valores que se han perdido y de esa forma, lograr cambiar a la sociedad.

La lupa, refleja el arte, en todos sus sentidos, por lo que podemos decir que Silvia además de escribir y bregar por la inclusión de personas con discapacidad, trabajó en el tema de la moda para ellos, ya que ha diseñado adaptaciones de ropa para quienes usan sillas de ruedas,y de probadores en locales del rubro.

Estudió Historia, Lengua y Literatura en el Instituto Superior del Profesorado en Junín-Es Diseñadora de modas, autodidacta, y lo hace como hobby y desde una perspectiva inclusiva, participando en Eventos tales Moda H en España y en desfiles, exposiciones y concursos junto a otros/as Diseñadores/as presentando sus trajes pensados para personas con discapacidad.

Promueve el Cambio de Paradigmas, en la Argentina, en Latinoamérica y en el Mundo, en lo que se refiere a las personas con DisCapacidad, y a la “Dis”Capacidad propiamente dicha; sobre las Mujeres o “lo que es Ser Mujer”, y sobre el Uso del Tiempo y el de la Mente. También impulsa la Cultura del Trabajo mediante la Renovación total de la Educación y la Equidad e Igualdad de Oportunidades y Trato para favorecer la Inclusión.

Utiliza silla de ruedas para movilizarse debido a una lesión medular.

Silvia nos responde amablemente a las preguntas que le hicimos para nuestros lectores de La Lupa.:

Has sido disertante en muchas oportunidades, la mayoría de ellas acercándote a la Mujer, hablando de discapacidad y de motivación en general. Hablanos de la diferencia que hacés entre Dis-capacidad y Discapacidad.

Marco diferencia al escribir, en algunas ocasiones, la palabra Discapacidad, más que nada para dejar claro que no estoy de acuerdo para nada con ella, si bien, hasta el momento es la que está aceptada internacionalmente pare definir a las personas que tenemos otra condición física o que utilizamos ayudas técnicas para poder desarrollar actividades, no estoy de acuerdo por que el prefijo “Dis” sugiere que “algo no está” o que “algo no es” o también “que algo le falta”

De cualquier forma, quiero dejar aclarado también ya que me lo permitís que NO EXISTE la “discapacidad” tal como se la conoce aún, en los medios de comunicación y en la sociedad en general, ya que actualmente se define a la discapacidad como una condición de salud que, sumada a las barreras del entorno y a la falta de ayudas técnicas y/o tecnológicas impiden la participación de las personas en los diferentes ámbitos. O sea, la discapacidad está dada por el exterior, y no por el interior de la persona. NO se es DISCAPACITADO/A sino que existe una SOCIEDAD QUE DISCAPACITA. Se reafirma entonces, la teoría del ENTORNO DISCAPACITANTE.

Para dejarte más claro esto, te cito un ejemplo que doy, generalmente, en mis charlas y conferencias: El grado de limitación no es igual y no le ocasiona los mismos inconvenientes, o sea que “la discapacidad” no es la misma para una persona que usa silla de ruedas en el campo, que vive en una casa que no es accesible ni tiene veredas de cemento, sobre calles de tierra, sin veredas ni asfalto, que no dispone de automóvil para trasladarse ni sabe manejar, que no tiene un acompañante o asistente, que tampoco tiene computadora ni teléfono, ni acceso a Internet que para una persona que reside en la ciudad, que tiene una silla de ruedas ultraliviana, asistente personal o acompañante, automóvil al que maneja con controles manuales, asfalto y veredas con buenas rampas y en condiciones de transitabilidad, que tiene acceso a Internet, celular, teléfono, etc. Las posibilidades de participación se multiplican para esta última persona, y no así para la primera que he descrito, por eso es que la “Discapacidad” no es la misma para una que para otra y aunque parezca, para quién las ve de afuera, que tienen las mismas condiciones de salud. Por eso es que la discapacidad NO es una condición de salud únicamente y mucho menos, una enfermedad. Ese es el cambio de paradigma más importante al que hemos arribado en estos últimos años.

Congreso

Salas con Aros magnéticos en el Congreso Nacional, elemento que facilitará la escucha de las personas sordas e hipoacúsicas en los eventos que se realizen de ahora en más

No es fácil para un discapacitado, moverse en los ámbitos en que lo hace una persona sin discapacidad, eso está claro. Si bien hay  mucho hecho al respecto,

No creo que haya mucho hecho, en realidad, hay poco hecho y mucho es lo que se sensibiliza. Si vos tomás una silla de ruedas, te sentás alli o un bastón blanco y salís a la calle con los ojos vendados, vas a ver cuánto, cuánto falta todavía.

No es una cuestión de “Sentirse integrados/as” HAY Y TENEMOS que “estar integrados/as”. Eso requiere de muchas medidas, de tomar la inclusión como un Compromiso de Estado, y que sea una política pública. En realidad, falta Accesibilidad en casi todos los sitios, por que si bien hay rampas, las que hay no sirven la mayoría y, si una rampa no sirve para que la use yo sola, es lo mismo que si no hay o que si no está.

Los edificios, salvo honrosas excepciones, no cumplen con todas las medidas de accesibilidad. Los más nuevos, por ejemplo, si bien tienen rampas con la pendiente adecuada y podés subir sin problema al ascensor, en algunos, pero no entrás al baño o, si entrás tenés que hacer doscientas maniobras para cerrar la puerta… y así, indefinidamente.

No hay accesibilidad actitudinal o conductual, las personas se sienten, en su mayoría inhibidas al entablar contacto y conversación con una persona con discapacidad.

No hay accesibilidad comunicacional, mucho menos del transporte, los taxistas continúan discriminando y no llevando a personas con discapacidad para no bajar del taxi a acomodar la silla en el baúl y nadie los obliga a hacerlo… y eso que se podría obligarlos, por que es un Servicio de transporte, un negocio, y no es algo privado, solamente. Para eso y por eso, pagan licencias o compran licencias.

Los baños son un caso especial, yo creo que la gente cree que las personas que usamos sillas de ruedas no tenemos que ir al baño, ni nos bañamos más ni hacemos todas las otras necesidades más, por el hecho de estar en la silla. No sé qué parámetro usan, pero sé que conseguir hoteles con baños que puedas entrar con la silla es una tarea engorrosa aún hoy.

Faltan muchas cosas, ni qué hablar de la discriminación en lo laboral, la falta de empleo decente, por que o no das con el perfil, o tenés estudios incompletos, etc, etc.

¿Por qué seguimos haciendo todavía edificios donde no se pasa por las puertas?

Ni se pasa por las puertas, ni por los pasillos ni se entra a los ascensores y todos felices, eso es lo que me pone a pensar que las demás personas, especialmente quiénes construyen creen que somos muy pocas personas las que tenemos discapacidad, y en Argentina hay, según el último Censo de 2010, tres millones doscientas mil personas con discapacidad. Claro que no todas usan sillas de ruedas, y no todas son personas ciegas, pero hay muchas personas que están directamente relacionadas, yo creo que al día de hoy, 15 millones de personas conocen las necesidades de una persona con discapacidad por que conviven con ella o son amigos/as de ella o de sus familias.

Y no puede ser que sigamos construyendo edificios en los que no se pasa por las puertas, ni por los pasillos, ni se puede entrar al baño.

Vos  decís que las personas deben concientizarse acerca de la responsabilidad que tienen sobre sus propias vidas,y acciones,¿ qué herramientas son utilizadas para eso?

Creo que las personas, todas las personas más allá si tienen o no tienen discapacidad, somos artífices de nuestro destino en la medida en que nos proporcionen las herramientas adecuadas en la niñez que nos son suministradas a través de la educación que recibimos de nuestras familias, luego de las escuelas, de las iglesias, de los medios de comunicación.

La mejor y más útil herramienta es la concientización a través de la educación y la formación para la vida autónoma, independiente, donde te estimulen el ser protagonista y no un mero reflejo o copia (clon) de otra persona.

Hay muchas herramientas, con seguridad, la más importante te las asignan en la familia. Algunas de ellas son: la escala de valores, el respeto que mereces por ser como eres, la confianza que tu mamá y tu papá (o quiénes te educan) te dan y si creen en tus posibilidades de poder llevar una vida independiente y digna.

Hay que crear una conciencia de autovalimiento, una conciencia de independencia, una conciencia de autonomía desde que la persona es un niño o niña, para que luego logre emanciparse adecuadamente, la persona es libre, y debe crecer en libertad, con mucha libertad, pero con límites, con valores en los que prime lo que ensalza a la ser humano y no lo que lo desvaloriza y en definitiva, destruye.

En cuanto a la moda, ¿qué trabajos hiciste para adaptar diseños de ropa y lugares relacionados con las ventas?

Diseño ropa desde hace mucho tiempo, empecé con mi mamá, a los trece, catorce años. Y cuando tuve el accidente automovilístico por el que uso silla de ruedas, hace ya 28 años, como  no encontraba ropa linda y cómoda para usar ni ropa de fiesta elegante y fina (no hay ni aún hoy) me dediqué a diseñar mi propia ropa. Empezó mi mamá que es modista, ella me diseñaba los pantalones para que me quedaran bien y que llegaran hasta los pies por que tengo las piernas largas, y al estar sentada quedaba con los tobillos al aire, también las blusitas sin mangas las hacía para que me taparan la cicatriz que quedó en mi espalda, bastante grande  por cierto. Y luego, cuando mi mamá dejó de coser por motivos de salud, yo seguí diseñando mi ropa y dándosela para coser a una señora amiga que es modista y vive en Entre Ríos, Graciela Perez, ella me hace la ropa desde hace 25 años, aun sigue cosiendo mi ropa, nos enviamos por mensajes de celu y de FACE como tiene que ser, los detalles que hay que hacerle o yo la llamo. También, cuando me vine a vivir a Buenos Aires, le lleve a una modista de Paso del Rey, a Rafaela, una amiga que cosía ropa de fiesta y que ya no lo hace más y a Mercedes, que es a la que también le llevo ropa para que me la corte y cosa. A Mercedes la conocí hará unos tres años, cuando me vine a vivir a Capital.

Envié ropa para exponer (en realidad, podía ir yo, me pagaban toda la estadía allá, con la comida, en un hotel cinco estrellas, pero no conseguí para el pasaje en avión, así que no pude ir) en Elche, España, cuando se hizo el Evento “Moda H, pon tu imagen de moda” donde participaron Modistos/as y Diseñadoras/es de 7 países con ropa especialmente adaptada para personas con discapacidad y las personas desfilando junto a una modelo, ambas con idéntico diseño, por lo que había que enviar dos trajes iguales, uno para la modelo, uno para la persona con discapacidad y en total, tres trajes de cada diseño.

También fui seleccionada en el Concurso “Arte contra la discriminación – Moda” que realizó el INADI en 2010, participamos Diseñadoras y Diseñadores de todo el país, yo resulté seleccionada por Buenos Aires, y expuse en el Centro Cultural Recoleta y desfilé con mis diseños en el Palais de Glace. Luego participé con mis diseños y las modelos amigas  en dos desfiles que se realizaron en el Hotel Sheratton, en 2012 y en 2013.

Por el momento, al diseño lo hago como un entretenimiento, como un hobbie, no lo he tomado como algo comercial, si bien tuve varias propuestas, no me da el tiempo para hacer todo y mis libros, cursos, talleres, conferencias, son más importantes en este momento, a veces pienso: “gente que diseña hay mucha, pero gente que escribe para concientizar sobre las nuevas ideas y los nuevos paradigmas, no tanta…” por eso es que sigo con los talleres, libros, cursos, charlas…

 Para adaptar lugares, he escrito notas en algunos casos, pero no he hecho casi nada por este tema, quiero decir, específicamente por los lugares donde venden ropas y telas, sino que lo hago en general, en los Bancos, en los Hoteles, en los restaurantes. Una vez fui a Once, y me di cuenta que los locales de venta de telas estaban siendo adaptados, lo que me llenó de alegría, y pregunté si era que estaban cumpliendo con la ley de accesibilidad y el señor, que era el dueño del local me respondió que lo hacían para que pudieran entrar más fácilmente los proveedores con el carrito que traen las telas…  y me preguntó por la ley… qué ley?… sin palabras…

 

Respecto de tu libro “Adam y el abuelo”, Contanos qué refleja y cual es el  mensaje que quiere darnos

Escribí esta novela luego de pasar una vez más, por una situación límite, tuve leucemia en el 2001 (de la que, gracias a Dios, hice remisión en 2007) y ahí me di cuenta qué quería hacer, como que renací consciente de mi Misión personal, entonces escribí la novela, con muchas enseñanzas, de lo que hasta ese momento había vivido y leído, lo transmití en forma de andanzas de un chico que se va del lado de su abuelo en busca de un futuro mejor y en su camino encuentra a una dama con su hija, a un Mago, a una bella odalisca, a un Ermitaño, a una hermosa mujer indígena, y a varias otras personas que le van enseñando cosas que él aún, por su corta edad ni había pensado…

Lo hice luego de estudiar algunas de las religiones más grandes, para contribuir de alguna manera a “abrir” todo lo que el ser humano es y puede llegar a ser si se lo propone, para que podamos abrir los ojos un poco más cada día y no cerrarlos como quieren que hagamos algunas personas de los  medios de comunicación y que dirigen la educación en la América Latina y en el mundo sub desarrollado: Para que podamos abrir nuestras mentes, nuestros corazones a las infinitas posibilidades que tenemos para salir adelante, aún en las circunstancias más adversas. Con Fe, todo se puede, pero qué es la Fe sino un entusiasmo constante por hacer más, por brindar más, por mejorar más…

Lo hice en forma de novela, amena y entretenida para que lo lean aún quiénes poco entienden de “espiritualidad”, de “humanismo” y de otras cosas que aún hoy están tan ocultas y tergiversadas por intereses oscuros, que no son los de Dios, precisamente… pero, sobre todas las cosas lo escribí pensando en que podamos salir todos y todas adelante, pensando en que se puede implementar un “comunismo para arriba”… como me dijo alguna vez una amiga… ¿y qué es un “comunismo para arriba”? un sistema o forma de vivir en el que cada uno, cada una viva bien, con todo lo que desea tener y un poco más aún… que todos tengamos lo que anhelamos, y que los que tienen mucho, sientan la necesidad de que eso que saben nunca van a poder llegar a disfrutar ni a gastar siquiera, se done, se reparta y se invierta para buscar y abrir nuevas fuentes de trabajo, nuevas oportunidades laborales para que, quiénes están dispuestos/as, puedan trabajar y tener dinero dignamente ganado, y repartido equitativamente…

 “El valor de la lectura en la educación y para la vida”, fue una disertación que hiciste en el Salón Dorado de la Legislatura. Sabemos que es de suma importancia la lectura en todos los ámbitos de la vida. ¿Qué hay oculto en los libros de lectura?

Hicimos, junto con otras personas una Jornada en la que queríamos poner de manifiesto el Valor de la Lectura, de los Libros que leemos, y el perjuicio  que nos ocasiona el hecho de no leer, de no poder saber más y más cada día… Y denominamos a la Jornada “Leyendo el Futuro: los libros, claves para una vida mejor”

SADOP, Paraná Entre Ríos

Específicamente, lo que expuse en mi disertación fue el currículo oculto sobre género y sobre discapacidad que viene en los “inocentes” libros de lectura, sobre todo en aquellos primeros libros que nos llegan como, por ejemplo, “Blancanieves y los siete enanitos”; “La Cenicienta”; “La Bella durmiente”; “El jorobadito” de Roberto Arlt, “La gallina degollada” de Horacio Quiroga y tantos otros…

Los libros transmiten prejuicios, preconceptos, ideas que corresponden a una determinada época histórica de la humanidad, pero si nosotros, nosotras, hoy, en pleno siglo XXI en nombre de una tradición y cultura, seguimos dándoles a los niños y niñas esos libros, seguimos difundiendo estas ideas que estuvieron bien para esa época, para esas realidades, pero que, actualmente están obsoletas… y tal lo que insinúan esos y tantos otros libros sobre las mujeres, niñas, adolescentes y niños y adolescentes varones… o qué es el Príncipe Azul? Es que existe? Quién lo encontró? Y lo mismo pasa con las personas con discapacidad, en la que, en esos libros son “los bufones” del rey, si son personas de baja talla, (y continuamos reproduciendo estereotipos) o si son jorobados/as (traen mala suerte o los persigue la mala suerte), si son ciegos/as, son personas abyectas, oscuras, tenebrosas (Informe sobre ciegos de Sábato) Y Sábato escribió esto por que se encontraba enemistado con Borges, que estaba casi ciego o ciego ya… Entonces, hay una historia en cada libro, un querer transmitir de esa época, que estuvo bien para ese momento, pero que ya, ahora, actualmente, es necesario dejar ir y  pensar en otros libros para nuestros jóvenes… sino queremos seguir con la misma humanidad, con estos mismos valores tan distorsionados… donde el cuerpo define lo que es una persona y qué puede hacer una persona, dónde vale más lo que tenés en dinero y bienes que lo que hacés por los demás o la empatía que brindas, etc, etc…

¿Creés que te ha servido la lectura para animarte en momentos de desazón?

Si, si, si, por supuesto, yo me he evadido con frecuencia de lugares feos (léase hospitales, clínicas) leyendo… Leer es viajar sin moverse del lugar, es experimentar cosas nuevas, sin mover un solo dedo… es imaginar y luego estar en ese lugar que has imaginado, por que estimo que ayuda mucho para que efectivamente vayamos a todos esos sitios que deseamos conocer… Siempre me acuerdo de Freddy, un amigo que empezó a leer a los cinco años (o antes) y que me hizo una hermosísima crítica –que está en mi Página web—a mi novela “Adam y el Abuelo – mensaje para el Mundo-“; él me contó que, cuando leía Sandokan, el Tigre de la Malasia y tantas otras novelas, nunca imaginó que un día estaría en esos lugares… y, que cuando se vio allí, se alegró de haber leído tanto… y yo le decía, claro, con todo lo que leíste, ¿cómo no ibas a viajar por el mundo entero? Él era piloto de Aerolíneas Argentinas y fue a todos esos lugares que imaginó en su mente cuando era pequeño, él los imaginaba al leer (como hacemos todos, todas)… por eso es que promuevo la importancia de leer para atraer las cosas buenas, pero ojo con lo que leemos! El libro, las historias, son como las comidas, si leemos cosas feas, perturbadoras, luego nos harán perturbar, estar mal, (igual si comemos algo que está en mal estado) y si leemos cosas lindas, agradables, estimulantes, luego nos atraerán lindos momentos, agradables, estimulantes (lo mismo que la comida, es que creo es una verdad que la “lectura es el alimento del alma”)

 

Sos una persona sumamente emprendedora. ¿Ves siempre el lado positivo de las cosas? ¿En algún caso te desanimás?

Veo el lado bueno siempre o trato de encontrarlo… Antes no era así, yo no era una persona positiva, empecé a serlo después de tantos golpes y golpecitos que la vida me ha dado… Ahora, cuando algo feo, malo (o que yo califico así) llega o pasa, me digo “por algo bueno ha de ser”… Claro que no es fácil, muchas veces… pero lo hago, aunque antes llore, grite y me desespere, luego le trato de encontrar el “por algo será que pasa” o el lado bueno… y trato de salir adelante, de no pensar y de no atarme a lo sucedido… desprenderse de la situación es lo primero que hay que hacer, estimo, para empezar a sanar las emociones

Y, puedo desanimarme en algún momento, y tal vez lloro también, pero luego saco ánimos, coraje, fuerzas pensando en que ya se va a modificar lo que está pasando y sigo, sigo, sigo, siempre sigo, mientras Dios está conmigo… Soy muy creyente, más allá de las religiones, y muchas veces digo algo que algunas personas no entienden: “Gracias a Dios, ya no creo en las religiones”. Por que la religión y Dios, son dos cosas diferentes, cada uno/a arriba a esta conclusión de la mejor manera, yo lo hice a través de mucho sufrimiento, de muchas horas de penas y tristezas, por eso es que quiero, de alguna manera con mi novela de “Adam y el Abuelo – mensaje para el Mundo” que las personas entiendan que todo lo que pasamos es para evolucionar como seres humanos y que traten de disfrutar de sus horas al máximo…

Un breve mensaje para aquellos que creen que han terminado su vida “útil” (cosa que he escuchado), por estar en una silla de ruedas o por tener alguna otra discapacidad.

Nadie termina su vida hasta que no se va de acá. Toda vida es útil: por algo estás, para algo estás. Hay que buscar el “para qué”… Siempre hay un “para qué”. Hay montones de cosas para hacer… Cientos, miles, hay tantas causas para ayudar a otras personas, a los animales, a los árboles, a los peces, al Planeta. Quién dice que ha terminado su “vida útil” cierra su mente. Hay demasiadas necesidades insatisfechas, hay muchas personas que necesitan, nada más que les des un abrazo, que pongas tu mano sobre las de ellas, que les leas un rato, que les cuentes un cuento, que las escuches sin interrumpirlas, que te rías con ellas, que juegues a las cartas o a las damas o al ajedrez, que les des un poco de amor, de alegría, de calor humano… nada de terminar la vida útil, eso, sólo le corresponde a Dios. Él sabe cuando venís y él sabe cuando te vas. Nadie se va ni un minuto antes ni un minuto después.

Por eso… Vive tu Vida al máximo… Disfruta AHORA. Salí AHORA. Conversa AHORA. Comparte AHORA. Sé útil AHORA. SÉ TODO LO FELIZ QUE PUEDAS SER, AHORA!

MAÑANA, también puedes vivir, disfrutar, salir, conversar, compartir, ser útil y ser todo lo feliz que puedes ser! Pero hazlo hoy también, no lo dejes para mañana…

ACTÚA AHORA! PONTE EN MARCHA… Y HACE TODO LO QUE TENGAS GANAS DE HACER! ¿qué o quién te detiene? Tu mente, tus ideas, tus preconceptos: NO se lo permitas!

Vos sos el dueño, vos sos la dueña de tus ideas, de tus pensamientos, de tu Vida! Empodérate! Toma el poder de tus pensamientos y vive de manera diferente! Verás que bien te hace!

 

Y nos regala esta reflexión, para todo0s aquellos que dejamos nuestros sueños en el papel…

” REFLEXIONES DE UNA ESCRITORA…
Como usted puede ver, y/o notar, y/o darse cuenta, ser Escritor/ Escritora, hoy en día está bastante devaluado…
Y vaya que no es lo mismo que ser Futbolista, Actriz, Vedette, Modelo, Tenista o Corredor de Autos… a la hora de percibir honorarios me refiero.
Y será tal vez porque nadie ha pensado o plasmado, escrito y observado que este oficio, esta labor requiere de un esfuerzo constante, una superación constante y también, una dedicación y un discernimiento constante…
Por que no crean que, para ser un Buen Escritor/ Escritora, una puede sentarse delante de un papel y escribir cualquier cosa… No, eso no es ser ni sentirse Escritor/ Escritora… Y mucho menos “Un Buen Escritor o Escritora”
Por que para ser un Buen Escritor o Escritora, hay que pasar mucho, hasta puedo decir que demasiado tiempo solo/ sola… Leyendo, reflexionando, pensando, analizando, discerniendo… y escribiendo!
Hay que leer muchos, muchos libros, y no sólo leerlos, sino subrayarlos, volverlos a leer, estudiarlos, analizarlos, desentrañar qué quiso decir y/o comunicar el autor o la autora con tal párrafo…
Hay que investigar constantemente, ver las cosas desde otros ángulos, prestar atención a lo que generalmente las personas ni siquiera miran, abrir los ojos a otras realidades, a otras circunstancias, a otros imprevistos, a otras ideas, a otras opiniones…
Estar a la mira de los detalles, de aquellas “pequeñas cosas” que, justamente por creer o por haber sido educados/as con la idea que “si son pequeñas no son importantes” muchas veces se las pasa por alto…
Aguzar los sentidos para que lo que se quiere decir, se pueda escribir de tal manera que no dañe, no lastime, no perjudique, no lesione, no altere… que acaricie el alma, la “despierte” y no la perturbe…
Por que escribir, se escribe con el alma, y para el alma…

Y sin embargo, como dije al principio, ser Escritor/ Escritora está bastante devaluado… Y qué quiero decir con ello? Por qué lo reitero?
Porque la persona que se dedica a escribir, tiene, además, que leer, leer y leer, observar, analizar, prestar atención, para luego volcar en el papel lo que percibe, lo que cree que es, lo que siente que se debe decir, aquello que aclare el panorama, que despeje las dudas…
Y Sin Embargo, este oficio, no está pagado, no está valorado ni se percibe un dinero por el tiempo y por lo que uno/a se dedica a él, como si pasa con otros oficios, carreras, profesiones, labores…
Es para pensarlo, elaborarlo y analizar seriamente qué sería del Mundo sin los/as Escritores/as, de dónde sacaríamos el conocimiento, cómo haríamos para transmitirlo, de dónde proviene esta idea que el Escritor o la Escritora, hasta que no es “Reconocido/a” por “Don Mercado”, que no es otro que el poderoso Mercado financiero, y puede o tiene la “suerte” que un Best Seller sea un libro propio, escrito por él o por ella, no percibe un dinero, no tiene un título, no es reconocido/a para integrar una Comisión internacional de seguimiento de las Convenciones, por ejemplo, siendo que este Escritor, Escritora, se ha dedicado tal vez más tiempo que el que tiene un título de una profesión cualquiera a la tarea de leer y estudiar textos de diversos autores… y analizarlos, y reinterpretarlos y volverlos a analizar…

Lo que deseo es que piensen, observen un poco y me digan ¿de dónde obtendríamos el conocimiento, de dónde estudiaríamos si no fuera por que hubo escritores y escritoras que dieron mucho sin obtener nada? Y que lograron que sus libros se impriman….?
De dónde estudiaría esta gente que hoy son Profesoras/es, Maestras, Doctores/as, Licenciadas/os y tantas otras profesiones, si no hubiera libros o páginas en Internet, (ahora) con libros o ebooks?
Si no hubiera existido un buen número de Escritores que plasmaron las sílabas y las palabras en las hojas en blanco de un cuaderno, y que se rompieron el alma para que luego alguien se lo editara, y allí quedó, para las nuevas generaciones…
Ahora, me pregunto, no ha llegado la hora de cambiar esto? De pensar que, si una persona se dedica a escribir, no puede también tener el tiempo para salir a trabajar afuera a un trabajo común? Y si lo tiene, estaría bueno que ese tiempo lo dedique a investigar, pasear y/o hacer lo que le gusta, es demasiado alocado? Es demasiado utópico? Ustedes saben lo que cuesta escribir un libro? Cuánto tiempo hay que disponer para ello? Saben lo que cuesta lograr que ese libro sea editado? Y no hablo sólo de dinero… Saben que los y las Escritoras/es que no están reconocidos, no tienen un “título habilitante” que les permite, por ejemplo, ganar “por título” o “por experiencia profesional” en algunos empleos y puestos?
Creo que es hora de presentar un proyecto para que los Escritores y Escritoras podamos rendir algo así como un “Curso Nivelador” avalado por el Ministerio de Educación de la Nación que nos permita tener el título, por ejemplo, de Escritor/a, o de Licenciado en Redacción o el título que sea, pero que nos habilite a dar clases, a percibir un dinero extra en un trabajo remunerado, que nos habilite a integrar Comisiones Internacionales y muchas otras cosas más…
Escritores y Escritoras… estimadas Personas que se dedican a escribir, es hora de pensarlo, por que tampoco nos consideran una Pymes, y, para hacer editar los Libros tenemos que recorrer muchos sitios, escuchar muchos “noes” y sentir que muchas puertas se cierran a nuestras espaldas, hasta que aparece el Hada Madrina…
Pretendo que piensen en alternativas para tanta gente que hoy escribe como labor, por que le gusta, sí, pero por que sabe y tiene conocimiento para hacerlo, también. Y por eso, debería recibir un Sueldo, un haber mensual como si fuera cualquier otro trabajo…

Para Reflexionar y con Afecto, Silvia Mirta Vallori – Marzo de 2014

¡Muchas gracias Silvia!

Silvia M. Vázquez

periodismo-en-voz-alta2014

Gráfico2RAINBOW-ENGLISHSHIN-GI-TAI-DOJO

2 Respuestas a Letras:Entrevista: Silvia Vallori- escritora de libros, cuentos y ensayos (¡entre otras actividades…!)

Deja un comentario