Obras ganadoras del Concurso La Lupa Ediciones 2013

Como lo  hemos prometido en las bases del concurso, publicamos en este número, los ganadores del primer premio en Poesía y Cuento, del Concurso La lupa ediciones 2013.

En los siguientes números iremos publicando los segundos y terceros premios y las menciones especiales. Todas de excelente calidad según lo expresado por los miembros del Jurado, Sra. Patricia Hart, Sres. Evaristo Santana y César Cejas.

Categoría Poesía.

Ganadora : Perla Hardoy         

Seudónimo: Res 

Perla Hardoy reside en la ciudad de La Plata. Nació el 4 de enero. Si desean conectarse con la autora, el mail es:  : perlardoy@hotmail.com

Obra:   Conocí París

 

Y me dije:

De dónde salieron estos ladrillos apilados

Que se han convertido en belleza

Belleza opulenta, infame belleza

De los papeles apilados.

Billetes nacidos del latrocinio

Inspirado

Mientras Africa dejaba pedazos

De su piel

Desgarrada

Moreteada de tanto golpe

Dejaba su piel dije

Apilada sobre ladrillos

De iglesias tan altas

Como el narcisismo

Mientras Asia

Donaba sus simientes

Para la lujuria

De la belleza infame

Mientras América

Lloraba violada

Pare verter sus jugos

En el oro

Rebosante

De la belleza infame

 

Conocí París

Y mis ojos se convirtieron en pregunta:

Adónde quisieron llegar esas cúpulas gigantes

Que apuntan a un dios

que sólo nombra europa

Adónde

Si los papeles apilados

Puros billetes

Se dibujaron de rojo

Pura sangre

De los confines del mundo

Fines de Europa

Construyendo suParís-vista-aérea-torre-eiffel

Belleza

Infame

Su

Latrocinio.

 ……………………………………………………………

Categoría: Cuento 

Ganador: Gustavo Eduardo Green

Seudónimo:  Vicmorrow

Gustavo Eduardo Green nació el 16 de diciembre. Reside en la ciudad de San Antonio de Areco.

Realizador cinematográfico, egresado del Instituto Nacional de Cinematografía.Obtuvo premios en cine, fotografía, diseño gráfico y teatro.Desde el año 1999 al 2003 y del 2009 al 2011 fue Director de Cultura del Municipio de San Antonio de Areco.Comenzó a escribir cuentos y poesías a fines del año 2003, recibiendo hasta el momento 195 premios literarios, nacionales e internacionales (España, México, Israel, Perú, Venezuela, Checoslovaquia, Puerto Rico, Estados Unidos de Norteamérica, Cuba, Colombia, Ecuador).Sus obras integran más de 30 Antologías Literarias.En el año 2009 presentó su cuento premiado “Instrucciones para doblar una Jirafa”, en versión bilingüe (español-portugués).Fue distinguido por el Honorable Concejo Deliberante de San Antonio de Areco por su labor literaria.

 

Obra: NO OLVIDES CERRAR LA PUERTA DEL ROPERO

 

 Era sumamente pesado y viejo, pero había posibilidades de restaurarlo.

 Además él necesitaba uno, tal vez no tan grande pero…había resultado tan barato…

 Le costó muchísimo subirlo hasta el séptimo piso de su edificio, dondroperoe todo era estrecho:

 el ascensor, la escalera, la puerta y hasta el portero -que no movió ni una uña para ayudarlo-.

   Con lo justo entró en el living, donde anuló dos enchufes, una llave de luz y desplazó al viejo perchero que trabajó durante años de ropero (llegó a sostener a más de veintidós prendas, incluidos el paraguas, las gorras y la bufanda).

    Ahí se quedó viéndolo, tirado en un descolorido sillón, juntando fuerzas antes de ir a ver al cerrajero (sí claro, la cerradura no funcionaba, por algo había pagado tan solo unas monedas). El poco tiempo que el experto demoró en componerla no se compatibilizó con el mucho dinero que cobró por el arreglo. Pero bueno, no todas las profesiones rentables se aprenden en la universidad.

      Lo que a primera vista había sido un negocio brillante comenzaba a convertirse en lo que habitualmente denominamos: un clavo.

      Abrió las puertas de par en par, un olor denso y penetrante invadió la habitación, apolillados trajes se apiñaban por decenas, de lado a lado.

      En un rincón, al fondo del profundo armario, asomaban unos viejos zapatos, con la suela levantada, con el lustre perdido hace años y un pie dentro de cada uno de ellos.

      El hubiese preferido que fueran dos pies muertos pero no, eran dos extremidades bien

vivas que se continuaban hacia arriba y terminaban en una arrugadísima cara que portaba una nariz prominente.

      Le sorprendió no sorprenderse.

      La historia del dulce anciano lo enterneció.

      Hay que ser desgraciados para encerrar a alguien simplemente porque molesta -reflexionó.

      Vivieron un tiempo juntos; claro que la convivencia no era sencilla entre un anciano -con todas sus mañas- y un joven solitario.

      No le fastidiaba tanto que dejara el dentífrico abierto, pero si le enfurecía no encontrar la tapita por ningún lado. Tampoco le agradaba que le ocupara su sillón preferido –casi

permanentemente- y mucho menos que subiera al máximo el volumen de la radio, dejando que todos los cantantes entraran a su cuarto -por las madrugadas- entonando tristes tangos melancólicos.

      Y ni hablar de las ventosidades, los dientes en el vaso de whisky, las medias dentro de la heladera y los diarios manchados con mermelada.

      Maldijo haber maldecido a quienes le vendieron el ropero, ahora los comprendía en plenitud.

      Sin esperar más, publicó el aviso de venta en el mismo diario: Ropero antiguo, muy buen estado (cerradura sin funcionar). A precio de regalo.

      A los dos días un matrimonio joven cerraba el trato, los compradores se retiraron muy conformes con el precio y, sobre todo, con la atención de su vendedor, aquel dulce anciano.

 

 

Si desean conectarse con el autor:

Facebook: https://www.facebook.com/gustavoeduardo.greenescritor?hc_location=timeline

Mail: greencorreo@yahoo.com.ar

 periodismo-en-voz-alta2014

RAINBOW-ENGLISHSHIN-GI-TAI-DOJOGráfico2

Gráfico1

Deja un comentario