Editorial: julio, el mes del amigo

Más allá de los fenómenos climáticos tan variables en esto tiempos,  ya que inusualmente podemos tener temperaturas altas en pleno invierno, nuestro temperatura espiritual siempre está en lo mas alto.

Podría decir que la llama que aviva el deseo que mueve los actos y nos hace construir día a día, no se apaga.

Quizá en este año no hubo hasta ahora tanta cantidad de eventos como en los anteriores, pero la intensidad y el empeño por seguir adelante, con un horizonte móvil, al que vamos llegando y luego de vivirlo disfrutarlo e incorporarlo a nuestra alma, volvemos a mirar y allí tenemos otro sueño por delante. Así nos lanzamos a perseguirlo hasta alcanzarlo. Siempre con el deseo de que ese proceso interno se eternice en el tiempo.

Julio es sinónimo de vacaciones de invierno, del punto de inflexión en el año, de hacer el primer balance aunque sea intermedio y también es sinónimo de amigos, haciendo alusión al 20 de julio.

Creemos que más allá del simbolismo de ese día, nosotros consideramos que nuestros lectores son nuestros amigos y no necesitamos solo un día para darles nuestro cariño, nuestro afecto y por supuesto recibirlo de parte de ellos.

images

Nuestra forma de dar, como ha sido siempre, es brindarnos en cada nota que escribimos, en cada entrevista que hacemos, en cada detalle que cuidamos para que La Lupa salga a luz cada mes en tiempo y forma.

Gracias a nuestros amigos lectores y seguidores por estar allí, ya que sin ellos no tendría sentido nuestra razón  ser.

 

ALFREDO LEGNAZZI

La lupa cultural - 999x309-03

 

LUPA CULTURAL-999x309

RAINBOW-ENGLISHGráfico2-1024x523Aviso-Industrialtec

Deja un comentario