Entrevistas: Alejandro Javier Alonso: periodista, fantástico escritor y escritor fantástico

AleAle

 

Nació en 1970, en nuestro partido de General San Martín. Nuestro vecino además asistió al mismo colegio secundario que yo, es decir que tenemos no solamente profesores en común de nuestra historia escolar, sino que ambos recorrimos y vivimos el mismo barrio.

Alejandro también cursó varios años de la carrera de Ingeniería en Electrónica en la Universidad Tecnológica Nacional (UTN). Pero eso no era lo suyo. Abandonó la carrera para seguir periodismo en el Círculo de la Prensa y ahí parece haberle ido mucho mejor.

Colaboró con varias publicaciones técnicas y de negocios. Descubrió su pasión por la escritura durante los últimos años de la Primaria  y se afianzó en el Secundario. Sus lecturas decisivas empezaron a los once años con  Julio Verne de la Colección Roja de Billiken, siguiendo por los Salgari y Mark Twain de la Colección Robin Hood, pasando luego por los policiales (Conan Doyle, Agatha Christie, Poe) y finalmente arribando a la Ciencia Ficción y Ficción más formal. Durante la adolescencia, revistas como El Péndulo y Puro Cuento (de Mempo Giardinelli), y las colecciones de libros de Minotauro e Hyspamérica (de tapas azules) formaron parte de la dieta. Gran parte de estas lecturas se debieron a la influencia de su padre (sobre todo Ray Bradbury, con sus Crónicas Marcianas, y compilaciones de cuentos de Isaac Asimov). Alejandro era un lector voraz .

Pero aún así, no consideró seriamente esta pasión por la escritura. Sólo cuando cursaba en la UTN (muchos años después) decidió que la Electrónica no era lo suyo y se decidió por el periodismo, luego a encarar su transformación en escritor. Ya para ese entonces Eduardo J. Carletti había publicado en Axxón 33 (junio de 1992) su relato “Demasiado tiempo” y en abril del año siguiente un artículo sobre comics. Esas publicaciones determinaron que en 1993 se acercara a San José 5: el bar donde se reunía el Círculo Argentino de Ciencia Ficción y Fantasía, y donde también conocería a la gente de Axxón. Allí empezó todo.

Ya en Axxón 50 (noviembre de 1993) comenzó con una sección fija sobre comics, cine y temas afines: “Crónicas desde la Garrafa Virtual”. En el número siguiente se sumaría Andrés Urtubey, conocido como el Señor Agudo, el verdadero mentor de la tardía pasión de Alejandro por los superhéroes.

Gracias a su participación en el premio Pablo Rido y en el Domingo Santos (en España, donde resultó finalista) pudo publicar algunos relatos en el viejo continente. Ése fue el primer paso para luego atreverse a participar del UPC, que ganó en el 2002 (ex-aequo con Pablo Villaseñor).

En la actualidad es colaborador esporádico de Axxón y la Fundación Ciudad de Arena, y desarrolla su actividad profesional como escritor y periodista tecnológico.

Alejandro nos cuenta algunas cosas más para los lectores de La lupa:

¿Qué libros tenés publicados hasta hoy?

postales desde Oniris

Libros de cuentos:

Postales desde Oniris (Colección Transversal Fantasía, Equipo Sirius, Madrid, 2004)

La ruta a Trascendencia (en el marco de la Colección de Literatura Fantástica y Ciencia Ficción, editada por Página/12, febrero 2005).

Novelas cortas:

la-ruta-a-trascendencia-alejandro-alonso

La ruta a Trascendencia, Editorial La Página, Buenos Aires, 2004.

Cronoelipsis, revista Axxón número 158, enero de 2008

Literatura infantil:

Lorena y el Mago, Ediciones Colihue, Buenos Aires, 2014

Más de sesenta cuentos en varias revistas.

Sabemos que varias veces fuiste nominado al “Premio Más Allá”(otorgado por el Círculo Argentino de Ciencia Ficción y Fantasía) ¿Cuántas veces?

En 1994, en el rubro Mejor cuento corto , en 1995/96 en el rubro Novela, en 1995/96 en el rubro Cuento corto.

Además de este premio has recibido otros:

Finalista del Premio Pablo Rido en 1999 ,Finalista del Premio Domingo Santos ,Ganador del Premio Axxón en el rubro Cuento de CF .Ganador ex-aequo del Premio UPC de novela corta de Ciencia Ficción 2002 (otorgado por la Universitat Politècnica de Catalunya), con La ruta a Trascendencia. Revelación Literaria 2003 de la Fundación Ciudad de Arena y de Postales desde Oniris, que me brindó proyección internacional.

¿Cuándo te diste cuenta de tu especial interés por la escritura fantástica?

Comencé a escribir con cierta aspiración literaria antes de terminar el secundario. Me gustaba mucho leer, y ya sentía que podía contar algo propio. Me recuerdo escribiendo historias de corte fantástico. Heredé el gusto por la ciencia-ficción de mi papá, pero leía de todo un poco ya desde fines de la escuela primaria (primero aventuras clásicas como las de Verne o Twain, después policiales, después ciencia-ficción con Asimov y Bradbury…) Comencé a escribir más en serio después del primer cuento publicado en Axxón y luego con el taller literario de Axxón. Y me supe profesional de estas lides cuando trabajé con Carlos Gardini para corregir la novela que después ganaría el Premio UPC, en 2002. Sucede que, cuando uno comienza a dedicarle tiempo a la escritura, pero trabaja de otra cosa, uno siente por momentos que está perdiendo el tiempo, que podría hacer algo más beneficioso, que nunca lo van a tomar en serio y un largo etcétera. Me costó bastante tomarme en serio, a pesar de que siempre escribí desde mi mejor saber y entender.

(Para leer  uno de sus tantos trabajos, les dejamos este enlace: http://axxon.com.ar/c-CuentoDeMemoriasAjenas.htm)

¿Qué escritores recomendarías en la literatura fantástica?

En cuanto a autores de género fantástico, recomiendo a Carlos Gardini, Liliana Bodoc, Claudia Del Bella, Pablo De Santis, Néstor Toledo, Laura Ponce, Teresa Pilar Mira…. En esta lista los hay que escriben género fantástico, y los hay que incursionaron en el género. Sobre estos últimos, vale la pena mencionarlos porque algunos relatos son verdaderamente soberbios.

Hay un cuento tuyo que transcurre en nuestro partido de San Martín. ¿Por qué elegiste ese lugar como escenario?

El cuento que transcurre en San Martín es “Las llaves de Beltrán”. Al principio fue un capricho, pero luego me di cuenta que si la historia se inscribía en San Martín, se podían aprovechar algunas cuestiones relacionadas con la historia del barrio, como la inmigración alemana. Así que, al final, me di cuenta de que la ubicación era la que tenía que ser.

Lorena y el magoAdemás de tu pasión por lo fantástico, estás escribiendo cuentos infantiles. El libro editado en 2014 “Lorena y el mago” es una muestra de ello. ¿Acabás de sacar tu blog?

Si, ya está online a partir del 20 de octubre, Buhonito´s Blog, un proyecto de Florencia María Tabanera y mío, dedicado a la literatura infantil y juvenil, títeres y otras cosas relacionadas (no tienen idea de todo lo que encontramos en el nido del Buhonito). Como bonus, todas las semanas iremos publicando un capítulo de “El Sapo Encantado”, adaptación de la obra de títeres de Florencia, con sus ilustraciones y mi aporte poético.

Queremos agradecer a Gabriela Tomassoni por alentarnos a cristalizar este proyecto.

Pasen, vean, difundan. https://buhonitosblog.wordpress.com/

Como vemos Alejandro nos sorprende con cosas nuevas, y sale a veces de ese mundo mágico e irreal para convertirse en un niño más, compartiendo historias infantiles.

 ¡Muchas gracias Alejandro!

Silvia M. Vázquez

unnamed

RAINBOW-ENGLISHGráfico2-1024x523

logo shin gi taiAviso-Industrialtec

7 libros silvia alfredo12