La ciudad de Martínez y su aniversario, una breve historia familiar

Lejos de ser una localidad de paso, y sin prejuicio de ser sanmartinense, Martínez  es para mí, algo más que una localidad del noroeste del conurbano, ya que encierra una rica y fascinante historia familiar.
Quizá haya sido por eso que siempre me llamó la atención, y me pregunté durante tantos años por qué mi abuelo y su descendencia eran de San Martín y todos mis tíos abuelos se habían afincado en Martínez.
Conociendo los comienzos pobres de aquellos inmigrantes italianos, Victorio Legnazzi y Rosa, su esposa, quienes eran mis bisabuelos, siempre hubo algo que no entraba en esa lógica facilista que tienen algunos analistas superficiales al momento de desplegar sus prejuicios respecto de los habitantes de ciertos lugares. Aunque no es propio de la ciudad de Martínez , ya que viviendo en San Martín, también hay prejuicios inversamente proporcionales.

DSC02101DSC02106

Aunque la verdad absoluta no la tiene nadie, lo cierto es que la cosmovisión de los acontecimientos y de la historia, hacen que en una sintonía menos ligera, caigan esos estereotipos sociales, de que si vivís en San Martín sos de una especie y si vivís  en Martínez sos de otra.
Nada más lejos de la realidad.

Siguiendo con mi historia, fue así que en 1884 llegó a Martínez mi Bisabuelo, procedente de la primera ola inmigratoria importante que vino a la argentina. Gracias a las páginas de internet pude averiguar con fecha exacta en que barco arribó. Mi bisabuelo arriba a la Argentina el 28 de diciembre de 1884 a los 21 años.
Si bien no tengo datos exactos de las fechas de casamiento, se que tuvo 8 hijos: Ángel, Alejandro, Teresa, José, Gabriel, Victorino, Carlos y Roberto.
Todos fueron trabajadores y tuvieron una infancia pobre y sacrificada, ya que mi bisabuelo era capataz en una fábrica de ladrillos y vivía en el lugar con toda su familia.

FOTO 2-001

FOTO 1-001

La familia Legnazzi a pleno. (foto tomada a fines de la década de los `60)

Con el correr del tiempo, cada uno de los hermanos (mi abuelo y mis tío abuelos) formaron sus propias familias y tuvieron oficios diferentes: Ángel fue empleado ferroviario y luego imprentero, Alejandro, carnicero; Teresa, ama de casa; José, peluquero; Gabriel, cartero; Carlos, capataz en la municipalidad; Roberto, supervisor en una fábrica; Victorino, custodio privado.

DSC02112

Por lo que se ve, y con mucho orgullo, han sido gente de trabajo, al igual que toda su descendencia, que sigue viviendo en esta bella localidad, y forman parte de su historia.

Mi abuelo Ángel, emigró a San Martín por razones laborales, para trabajar en el ferrocarril en los galpones donde actualmente se encuentra la UNSAM (casualmente hoy vivo en un barrio construido para trabajadores ferroviarios en San Martín).

En estos días de noviembre asistí al festejo del aniversario de la fundación de la Ciudad de Martínez.

Según datos extraídos de la página http://www.portalunoargentina.com.ar/, el hombre que da origen a su nombre es Ladislao Federico Martínez quien nació en Buenos Aires el 17 de julio de 1826 y contaba propiedades, heredadas de su padre, Ladislao Martínez Castro quien había participado en la lucha contra las invasiones inglesas y formó parte de la milicia obteniendo el grado de subteniente de artillería el 1º de enero de 1812.

Entre las propiedades familiares se contaba la chacra de San Isidro, con una casa sobre la barranca al río.
Su madre fue Adela Sáenz Valiente y Lavalle.

La empresa del Ferrocarril del Norte compró las tierras para la construcción de la estación que lleva su nombre, inaugurándose el 18 de noviembre de 1871, fecha en que quedó librada al uso público. El 18 de noviembre, pero de 1981, el pueblo de Martínez fue declarado ciudad en virtud de la Ley N° 9771 promulgada en esa fecha por el gobierno de la provincia de Buenos Aires.

Algunos vecinos celebres de Martínez:
Luis Sandrini, Malvina Pastorino, Juanita Martínez (esposa de José Marrone), Ernestina Herrera de Noble, Los Cafiero. 

Entidades y empresas:

La fábrica de Pastas “La Elvita” que está ubicada frente a la plaza desde 1972.

El 20 de noviembre de 1932 llega la imagen de Santa Teresita desde San Isidro para luego dar lugar a la Parroquia que lleva su nombre el 30 de Septiembre de 1944.

La panadería “El Progreso”.

DSC02102

Volviendo a 2015, los festejos se desarrollaron en la plaza central ubicada entre las calles Córdoba, Necochea, Monseñor Larumbe y Beruti.
La presencia de los vecinos fue muy numerosa, acompañada la velada con una banda de Salsa, dándole alegría al evento.
Gran cantidad de salseros se dieron cita, contribuyendo  con alegría a una fiesta sencilla y sin demasiadas florituras, lo que demuestra la calidad de gente que vive en Martínez. Quiero resaltar que es una ciudad de clase media trabajadora.
El Intendente Gustavo Posse se hizo presente, mediante unas breves palabras y agradeció a su gente por su participación.

No me queda más que felicitar a los vecinos y a las autoridades por tan bella fiesta y mi deseo es que Martínez siga teniendo la esencia y el espíritu de aquellos fundadores y de los primeros pobladores, entre los que se encuentran mis bisabuelos, Victorio y Rosa.

DSC02116

La lupa, junto al Intendente electo Dr Gustavo Posse

Alfredo Legnazzi

unnamed

RAINBOW-ENGLISHGráfico2-1024x523

logo shin gi taiAviso-Industrialtec

7 libros silvia alfredo12