Letras: Cuento: La cita

images

El estaba muy raro últimamente. Lo noté nervioso esta mañana cuando me llamó para decirme que me esperaba en el café de la estación.

Supongo que algo está mal. Se que no soy lo atractiva que se merece. Tal vez le gustaría que use otra ropa, o que me maquille un poco más. No se. Pienso que se aburrió de mí. Aunque las veces que salimos lo vi entusiasmado, alegre… Creo que es  idea mía…

Si, seguramente había estado pensando en decírmelo y no se animó. Los diez meses que estuvimos juntos los disfruté mucho. Es tan amable y correcto… Tiene la virtud de hacerme reir. Dispuesto a complacerme en todo, bueno, en casi todo… Todavía no  logré convencerlo de ver pelis románticas, así que me conformo con las de acción que disfruta a pleno.

Los dos amamos el chocolate, en eso no hay discusión.

Pero bueno, habrá otros motivos que lo inquietan. ¿Será mi intempestiva manera de hablar? A veces me engancho y no paro. Tal vez se aburre. Nunca me lo dijo. El otro día al salir del cine, me tomó fuerte de la mano y me miró de una manera extraña. Me quiso decir algo y yo no lo dejé. Inmediatamente le pregunté por la peli y se distrajo. Hoy llamó temprano. No suele hacerlo hasta el mediodía que sale a almorzar. Seguro que está nervioso. Tendría que ayudarlo . Me va a dolor no poder seguir compartiendo los fines de semana, las corridas bajo la lluvia. Bueno, el destino decide, si él no me quiere, no puedo obligarlo…

A lo mejor conoció a alguien en aquel viaje a Córdoba. Había mucha gente de la empresa, alguna de las chicas de allá lo encandiló…

De todas formas me voy a vestir hermosa para él. Si tiene decidido dejarme, le va a costar más. A ver… el vestido negro no, demasiado formal.

descargaJeans y camisa… puede ser, pero…veamos cómo queda esta pollera con la remera que compré la semana pasada. Si, puede andar.

Un poco más de maquillaje así no me veo tan ojerosa. Perfume, tacos. Si, tacos así me siento más segura…

Bueno, tengo que pensar en la respuesta . ¿Voy a reaccionar llorando? ¿ Lo acepto así nomás? ¿Qué le digo? Ok, todo bien,pero la pasé regio, si todo tiene un final nadie podrá evitarlo…

No, mejor improviso. No quiero llorar. Eso no sirve de nada. Tengo que aceptarlo valientemente.

Uy , ¡Ya las seis! En una hora volveré a estar sola. Las brujas de mis amigas esperando para salir una y otra vez a los mismos lugares de siempre.

El café está repleto. Nuestra mesa del costado está libre. Raro… Con tanta gente… Me siento. La camarera me pregunta si quiero lo de siempre. Le contesto que sí y miro la hora. Faltan todavía quince minutos.

esperando

Busco un pañuelo en la cartera, levanto la cabeza y el está ahí, frente a mí, con un saco negro y corbata. Amo verlo con corbata… ¡Qué pena! El último café juntos. Me mira, se acerca, me sonríe y me besa.

Estoy tan ansioso…no puedo esperar más. No, no quiero nada todavía, le dijo a la chica.

Se sentó, tomó mis manos. Ya corría una lágrima por mi cara.

  • Dulce, ¿querés casarte conmigo?

Levanté la vista. Entre sus manos las mías, en en reflejo de sus ojos los míos.

Increíblemente me había quedado son palabras. Solo me alcanzó la voz para responderle “Claro que sí”.

Silvia M. Vázquez

cartel

RAINBOW-ENGLISHGráfico2-1024x523

logo shin gi taiAviso-Industrialtec